Mujeres Extraordinarias: Cesária Évora

La cantante de los pies desnudos se ha ido pero dejó atrás exquisitas melodías

El sábado 17 de diciembre murió una grande: Cesária Évora, una mujer que no solo tenía una gran voz sino también un enorme corazón.

La cantante, originaria de Cabo Verde, tenía una voz privilegiada que le valió el título de la diva de la morna – el género musical típico de la región, algo parecido al fado portugués y el tango argentino. La morna canta la sodade, el sentimiento caboverdiano equivalente a la saudade portuguesa y brasileña. Es la tristeza esperanzada, la nostalgia, el recuerdo.

Cesária comenzó cantando en los kioskos de su humilde ciudad donde poco a poco fue consolidándose como una de las consentidas del micrófono.

Sin embargo, en 1975 cuando las islas caboverdianas lograron su independencia Cesária tuvo que dejar el canto para sustentar a su familia. Durante 10 largos años batalló contra el alcoholismo y la depresión; algo que después dejaría atrás pero que siempre recordaría como sus años oscuros.

Afortunadamente, su carrera no se truncó. Un empresario y cantante la ánimo para regresar a los escenarios, donde se presentaba siempre descalza para representar el abandono y necesidad de las mujeres y niños de su país, y eso le valió un boleto a París para grabar su primer disco, La diva aux pied nus (La diva de los pies desnudos).  Con sus 47 años, dos hijos y después de tres matrimonios esta talentosa mujer no tuvo miedo de retomar su verdadera pasión: la música.

Fue hasta su segundo y tercer disco que el nombre de Cesária Évora comenzaba a escucharse por todos lados; se volvió tan popular que tuvo la oportunidad de cantar en el Olympia de París y tuvo cinco nominaciones a los Grammy.

Los noventas fueron la mejor época de esta actriz que jamás se olvidó de sus raíces, y que gracias a sus exquisitas interpretaciones musicales dejó atrás un legado de música hermosa que hace temblar el alma.

Aquí les dejo un video de ella interpretando la preciosa canción Bésame mucho, ojalá que les guste.