Ellos también saben seducir

Aunque los hombres a veces no se den cuenta, hay muchas actitudes o actividades que forman parte de su rutina, que a nosotras nos hacen caer.

No solo las mujeres seducimos. Ellos también lo hacen y saben muy bien cómo provocarnos. Saben que con un piropo bien puesto caemos rendidas, que haciéndonos reír tienen gran parte del trabajo ganado y que con un bueno beso nos conquistan. Sin embargo, hay muchas actitudes que tienen y que no se dan cuenta el poder de provocación que tiene en nosotras y que muchas veces pueden terminar por hacernos caer enamoradas.

Algunas de ellas.

Hombres y los niños. Un hombre cariñoso con los niños o que les guste mucho jugar con ellos, por lo menos a mí me seduce y mucho. No por el hecho de pensar que será un buen padre, si no más bien por darme cuenta que tiene un lado tierno, suave y alma infantil. Ver a un chico jugando con un pequeño, me causa mucha seducción más allá de su es su hijo o sobrino. Un hombre que dice que detesta a los niños, me genera desconfianza.

Hombres al volante. Me gusta ver a mi pareja o al tipo con el que estoy saliendo manejar. Me gusta cómo se ven sus brazo, la seriedad que adopta y hasta me seduce el saber que está preocupado que yo vaya cómoda. Es raro pero también me gusta cuando les gusta andar a toda velocidad, sin ganas de lucirse, sino porque se nota que tienen dominio del vehículo. Puede ser que sea un gusto muy personal, pero me seduce.

Hombrea y el trabajo. Me gusta ver a un hombre feliz trabajando o hablando de él. Como también me gusta verlos estudiar o algo relacionado con intelectualidad. Me gusta saber que aman lo que hacen y que disfrutan de su profesión todo el tiempo.

Hombres ante un problema. No hablo de problemas profundos, me refiero a cuando son capaces de darle solución a conflictos pequeños o son capaces de arreglar un enchufe con sus propias manos. Me cargan esos tipos hijitos de papá que esperan que ellos les den plata para arreglar su bicicleta, en lugar de ellos hacer algo. Me gustan esos tipos que saben qué hacer ante una eventualidad y no le preguntar a su mamá o a su mujer qué hacer.

Hombres que lloran. Si bien no espero que lloren con todo o con una película de amor, me seduce mucho un tipo que puede emocionarse con una buena serie o porque su mejor amigo se fue de viaje o porque por cosas de la vida tiene que dejar a su familia.  Creo que es muy seductor saber que hay chicos que no les cuesta expresar sus sentimientos.

Hombre y el deporte. No sé por qué pero me fascinan los tipos que juegan fútbol o hacen algún deporte. Me gusta ver que tienen pasión por ello y que además son buenos. Una vez hablaba con una amiga, que muchos tipos, aunque no sean muy guapos, cuando están en la cancha o haciendo un deporte, toman un cierto sex appeal.

Hombres músicos. Es que este si que es mi punto débil. No hay nada más excitante por lo menos para mí, un tipo que toque algún instrumento, aunque debo decir que por lejos prefiero la guitarra. Pero me gustan esos que son bien humildes, no los que se las dan de virtuosos y se saben las típicas canciones para una junta de amigos, NO, me atraen esos que tocan lo que sea y suena perfecto. Esos sí que me hacen caer.

Y a ti ¿qué te seduce de ellos?