Actualidad

El primer día sin él

Esa terrible sensación que nos envuelve cuando una relación se termina.

Más de alguna debe haber terminado una relación alguna vez. Por lo menos yo sí. Creo que dentro de lo más complejo es superar el primer día de estar sin él, sobre todo cuando la relación se acabó porque él quiso y una aún sigue enamorada.

PUBLICIDAD

En mi caso fue extraño. Como que bloqueé el sentimiento y me refugié en mis amigas, sin embargo la pena la llevaba muy adentro mientras me hacía la fuerte. Pero llegó ese domingo. Ese día en el que por lo general se comparte en pareja y deja de ser el día más aburrido de la semana porque lo tienes a él. Creo que ese día fue el más complicado. Mis amigas estaban con sus respectivas parejas, y las que no, no pude verlas. Me sentía angustiada, no quería estar en mi casa y me picaban las manos por buscarlo, pero no lo hice. Preferí echar para fuera mi pena por primera vez y dejar de dármelas de súper mujer.

Es que terminar estando enamorada es muy fuerte y fue ahí cuando descubrí que las penas de amor sí pueden enfermarte. Ese día me dolía la cabeza, el estómago y ni siquiera tenía ganas de levantarme. Pero ahí me quedé. Sinceramente creo que sirve. Es muy necesario darse el luto pertinente y desaparecer. De hecho hasta apagué mi celular para poder conectarme con mis emociones y analizar la situación.

Es muy común que cuando se termina una relación mientras aún sientes cosas por él, idealices. Te pones a pensar que perdiste al mejor hombre de la vida, pero desde ya les digo, que si no te quiere, ya no vale la pena. También es necesario pensar objetivamente en si las cosas estaban bien, si te sentías a gusto o si realmente él estaba entregando lo que querías.

Muchas veces la pena te bloquea la capacidad de análisis, pero hay que tratar de hacerlo, más allá de querer buscar respuestas de lo que a él le pasaba. Piensa en ti y date cuenta que muchas veces pelearon, que te trató mal y que la relación no era lo que ambos buscaban y quizás lo mejor es estar separados. Y también guarda los buenos recuerdos. Sé que no es fácil, pero cuando logras darte cuenta, encuentras la paz y te levantas.

Y tú ¿recuerdas ese primer día sin él?

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último