Actualidad

¿Y si se lo digo por mail?

El mail ha ayudado a que, a veces, una sea más impulsiva. La inmediatez no te da el tiempo para pensar si realmente es el momento de decirle a alguien lo enojada que estás o lo mucho que te gusta.

Si bien las redes sociales como facebook y twitter son bastante entretenidas y el mail nos simplifica la vida, hay veces en que nos juegan malas pasadas. Hay momentos en los que una está tan enojada que se sienta delante de un computador y se pone a hacer puras estupideces y ha sido mi caso.

Por ejemplo, cuando una termina con un mino, comete el error de seguir manteniéndolo en las redes sociales. Le espía el perfil, quiere saber dónde ha ido, qué eventos ha acepta y con qué clase de mujeres se está metiendo. Fail. Con eso no se consigue más que seguir enganchada de por vida y por sanidad mental es mejor borrarlo.

Por lo general, me encanta escribir y siempre he dicho que de esa manera me hago entender mejor. Pero también he cometido errores con él. Una vez estaba tan enojada con un ex que le dije todo lo que pensaba de él por ese medio. Hasta le llegué a decir que había sido una estupidez meterme con él y que estaba arrepentida. Luego de algún tiempo, me di cuenta que no todo había sido tan terrible y que era mejor haberse juntado a conversar y acabar con todo en buenos términos. Lo malo de un mail es que no puedes borrar lo que dijiste, en cambio las palabras se las lleva el viento.

El mail ha ayudado a que, a veces, una sea más impulsiva. La inmediatez no te da el tiempo para pensar si realmente es el momento de decirle a alguien lo enojada que estás o lo mucho que te gusta. Y si bien hay veces en que preparas mucho el texto que escribes, no le tomamos el peso a lo que estamos diciendo. Al contrario de lo que haríamos si el encuentro fuera cara a cara. ¿No creen?

¿Y tú eres de las que dice todo por mail?

Tags

Lo Último


Te recomendamos