logo
Moda y Belleza 04/10/2011

Carolina Herrera: “No hay nada malo con ser una mujer ambiciosa y fuerte”

Con una agenda estrechísima estuvo en Chile Carolina Herrera Báez directora creativa de Fragancias CH, logramos conversar con ella y esto fue lo que nos contó.

Por : Denisse Leigthon

Con una agenda estrechísima estuvo en Chile Carolina Herrera Báez directora creativa de Fragancias CH e hija de la reconocida diseñadora de vestuario venezolana.

Entre sus compromisos estuvo el de participar en el foro empresarial Icare 2011 “Mujeres al Timón” (Vol. 9) y presentar la edición limitada del perfume CH Marine, creado especialmente para apoyar la campaña “Unidos por la Vida” que busca generar conciencia social acerca de la importancia del diagnóstico precoz en la detección del cáncer de mama desarrollado por la Corporación Yo Mujer.

Tuve la oportunidad de reunirme con ella y conversar sobre algunos temas que -creo- nos interesan a muchas mujeres, como es la competencia laboral y ser madre, pero también hablamos sobre su trabajo con los perfumes CH y el desafío que significa ser hija de una diseñadora tan influyente a nivel mundial como lo es Carolina Herrera.

Ser la responsable de las fragancias Carolina Herrera debe ser un desafío total. Son muchos los fanáticos de sus productos. ¿Cómo es tu proceso creativo de los perfumes?

Es divertidísimo, como hacer una película, un proyecto de principio a fin. Tienes una idea la discutes con tu  equipo, le presentas al perfumista los puntos claves y él viene de vuelta con los diferentes olores y mezclas hasta que llegan a la correcta. Y mientras tanto vamos trabajando en el diseño de la botella, diseño de la página, de la campaña publicitaria y lanzamiento. Son muchas cosas que hacer, y desarrollar.

Alguna esencia que te guste más…

El jazmín. Las florales me fascinan.

¿Existen tipos de fragancias para tipos de mujeres o simplemente es un tema de PH?

Yo no hago para un tipo de mujer sino para “la mujer”. Porque los perfumes son algo súper personal y no puedes diseñar para un tipo sino para LA mujer. Mis gustos han cambiado, al principio me gustaban los cítricos que son menos dulces y más frescos y ahora me gustan los florales mucho más intensos. Uno va evolucionando cuando estás expuesto a más olores, tienes más conocimiento, haz olido más perfumes y vas evolucionando. Mi preferido es CH L’Eau.

¿Por qué decidieron que CH Marine fuera parte de la campaña contra el cáncer? Cuéntame algunos detalles sobre esta iniciativa. 

Diseñamos este perfume expresamente para vender a la mano de esta campaña y que las ventas recaudadas vayan a ella. Llevamos tres años haciendo este perfume y otros dos años haciendo otras cosas junto a Iniciativa Ser en Latinoamérica. Depende el país en el que estemos nos asociamos con diferentes organizaciones. Acá es “Corporación Yo mujer” que lo lidera Anita Cox. Van a realizar unas charlas  sobre como auto explorarse, sobre la importancia de las mamografías tempranas. Así la idea es evitar que esa mujer falte en su entorno por no haber decubierto un cáncer de mama a tiempo. Nos hemos puesto en contacto con las dirigentes de los campamentos, una de ella es la señora Cecilia que organizará a 27 dirigentes que vendrán a escuchar las charlas y luego llevarán la información a sus campamentos para que las pobladoras a prendan cómo hacer el auto cuidado y chequeo. La idea es tratar de dar este conocimiento sobre todo a quienes tienen menos acceso a esta información.

Otro de los motivos por los que visitas Chile en este momento es la invitación a Icare donde te reuniste con variadas mujeres líderes en el campo empresarial de nuestro país. En tu caso ¿Cómo logras compensar esta labor de directora creativa de las fragancias CH y la de madre de tres niños?

Hablamos mucho de eso en Icare, es el rol de la mujer hoy en día. No es que sea súper humana. Es lo que hay que hacer, y hacerlo con dignidad, es importante quitarnos la culpabilidad. Y saber que tenemos la suerte de ser madres, trabajar, atender a nuestros maridos, pareja o lo que sea.

Eso no pasa con el hombre…

Ese es el doble filo del machismo, se espera que es eso lo que tiene que hacer y no se siente culpable pero también hay otros hombres si son muy preocupados por estar presentes en sus casas y con sus familias.

En aquella misma reunión dijiste que no es necesario masculinizarse para conseguir un puesto importante en una empresa, me gustaría saber según tú opinión y experiencia ¿Cuáles son las claves para llegar a la cima sin que sea necesario luchar codo a codo con los hombres?

Una mujer puede ser fuerte y no por serlo es masculina. Lo que no tenemos que adoptar son los estereotipos de hombre. No podemos pensar que solo ellos son los únicos que pueden ser fuertes, descarados o ambiciosos. No hay nada malo con ser una mujer ambiciosa y fuerte. Y descarada con respeto pero ambos pueden serlo. No son solo cualidades masculinas. Las mujeres tendemos a ser más ambiciosas.

Por ser presidenta de un banco no debemos solo usar pantalón y chaqueta o dejar maquillaje para que nos respeten. Yo creo que tenemos que usar nuestra feminidad ya que es un poder. Podemos ser igual de descaradas y fuertes –no física quizás- pero se trata de ser nosotras y llegar a conseguir todo lo que queramos sin dejar de ser femeninas. No tenemos por qué convertirnos en hombres para llegar a esos puestos. Podemos hacerlo desde nuestra feminidad que es nuestro sello, es lo que nos diferencia. Ser agresiva en el trabajo no significa ser masculina. Me puedo sentar con un grupo de hombres y no compito con eso.

 

Me imagino que muchos te lo preguntan y yo no seré la excepción. Ser hija de una mujer tan exitosa, reconocida y querida como tu madre me imagino que debe ser todo un desafío a la hora de querer conseguir tus propios logros.

Es como un doble filo, porque tantas veces me han preguntado eso que me ha ayudado a no sentir la presión. Tanta gente espera que sea presión que tu trabajas toda tu vida para no sentirlo. En cambio para mí es un honor ser su hija, y yo creo que la razón por la que no me molesta es porque somos muy diferentes yo nunca voy a ser ella. Nunca voy a llenar ese lugar, no tengo su gusto, ni su talento, ni nada. Entonces no tenemos que competir, yo tengo lo mío que complementa muy bien con lo suyo. Pero esta armonía también viene de parte de ella que nunca me ha sentado para decirme “tu tienes que seguir mis pasos y tienes que hacer esto”. A ella lo que le encanta de trabajar conmigo es que tenemos gustos diferentes.

Profesionalmente, qué es lo que ella te ha inculcado en todos estos años…

Hacer las cosas porque te encantan. Estoy feliz de trabajar en lo que hago y disfruto la vida. A parte de eso saber que al fin y al cabo es un trabajo. La idea es tener otras cosas que te motiven y que te hagan sentir bien. No basarte en tu éxito y en lo inmediato. A mí me gustan los libros, las películas, pasar horas con amigos, cocinar, comer. Me gusta conducir, a veces he tomado tres horas conduciendo un carro y me la paso pensando cosas.

En otros temas un poco más frívolos pero igual de interesantes para nosotras, me gustaría saber algunos secretos tuyos de belleza para mantenerte tan bien después de tres hijos y con tanto trabajo.

Lo que he descubierto que me encanta es el aceite de coco, el mismo que venden en el supermercado. Ese que compras para cocinar. Me lo dijo una amiga mía maquilladora, lo aplico todas las noches de mi vida lo dejo durante todas mis horas de sueño y me ha ayudado mucho. Para quienes tienen la piel seca es ideal y es que en Madrid es muy seco. Pero también es importante hacer ejercicio, estar feliz y mantenerse ocupada.