¡El fin de semana no me alcanza!

4506846jjcldsftc.jpg

Que alegría el viernes por la mañana cuando despierto y me doy cuenta que solo quedan horas para despedir la semana. Cuando finalmente quedo libre no puedo dejar de pensar en todas las cosas que puedo hacer el fin de semana pero la mayoría de las veces me siento tan cansada por el trabajo y ajetreo de los días que pasaron que no alcanzo a hacer nada y luego despierto el lunes para comenzar una nueva semana igual de complicada y adolorida que el viernes.

No sé que será, pero por más que me organizo para disfrutar de divertidos fin de semanas lo único que es seguro es que me quedaré dormida hasta tarde y perderé la mitad del día. En ir a la feria y cocinar se me pasa el resto. Creo que ya es necesario comenzar con una nueva rutina de fin de semana que me permita realmente descansar y no preocuparme de nada.

De verdad me pasa que el lunes llego a la oficina como si no hubiese descansado nada. Mi primera iniciativa para cambiar esto es no salir tanto de noche y elijo una sola -ya sea la del viernes o la del sábado- para disfrutar de mis amigos en la compañía de la luna. A veces no salgo ni uno de los días e intento aprovechar más la luz natural. Pero de verdad creo que soy un animal nocturno, me gusta leer de noche y salir a caminar cuando ya el sol se escondió. De a poco los quiero ir cambiando.

Quizás este fin de semana iré a caminar a un parque o algo que me relaje porque siento que los dos días libres que tengo no me sirven de mucho, las semanas pasan y me siento cada vez más agotada. Bueno también debe ser por la altura del año en la que estamos.

¿A ustedes les pasa esto? Cómo lo hacen para aprovechar sus fines de semana sin gastar de más claro está.  HELP!