¡Nieva en Santiago!

Nos sentimos como en una típica película navideña yanqui.

200802snow.jpg

Hoy me desperté y el frío era insoportable. No sabía como podía ser tan crudo, pero unos minutos después comprendí lo que pasaba, estaba nevando en la ciudad. Miré al cielo y copos blancos caían lentamente, con la suavidad de una pluma. Que linda es la nieve.

Lamentablemente, no alcanza a acumularse en las calles como estoy segura que la mayoría ansía. Pero ahora, desde la ventana de mi oficina se ve espectacular. Me siento como en una típica película de Navidad yanqui. Cuando pequeña me imaginaba las navidades blancas, haciendo angelitos o jugando con un trineo. Es que mi generación fue completamente víctima de la invasión norteamericana. Entonces la distorsión entre lo que pasaba en mi país -30 grados en noche buena- y lo que veía en la TV o el cine era muy confusa.

Hoy experimento este fenómeno con una extraña sensación de inseguridad, hace unos días el sol nos recargaba las pilas como lagartijas en las calles aprovechando el buen clima. Pero unos cuántos días después vemos como la nieve cae desde el cielo. No puedo dejar de pensar si esto es parte del cambio climático producto de la contaminación que hemos provocado todos los seres humanos a lo largo de nuestra historia.

Creo que la nieve de hoy no la recibo igual como si tuviera ocho años. Ahora me da miedo y me pregunto el porqué.