¡Feliz centenario Cantinflas!

cantinflas2.jpg

En un día como hoy hace cien años nació uno de los artistas cómicos más importantes de latinoamérica, y del mundo,  a quien yo recuerdo con mucho cariño. De pequeña, panorama imperdible de todos los sábados era ver junto a mi papá alguna de las 39 películas de Mario Moreno Cantinflas, en un canal nacional, y reír una y otra vez, aún cuando las hubiéramos visto muchas veces antes y ya nos supiéramos las escenas y hasta los diálogos.

El humor de Cantinflas era de ese muy bonito, como el del Chavo del 8, sin maldad, con inocencia, pero no menos gracioso, un humor que hoy cuesta encontrar.

Como sería de grande, que el propio Charles Chaplin lo reconoció como “el comediante más grande del mundo”, de hecho se le conocía como el Chaplin de latinoamérica.

En una primera etapa de su carrera, Cantinflas retrataba al típico provinciano de  la post guerra  revolucionaria de México, que llegaba a la gran ciudad, sin trabajo, pero siempre optimista y positivo ante las adversidades del país en que habitaba, con el hábito de piropear jovencitas y discutir con quien se le cruzara por delante. En la segunda etapa, enmarcada en el México ya institucionalizado, el actor sigue el estilo de Cantinflas, pero ya no es el mismo personaje, y comienza a interpretar a los recordados doctores, profesores, sacerdotes, ministros, porteros, barrenderos, etc.

Si bien Cantinflas falleció en 1993, su legado sigue vivo, caracterizado por su don de la palabra, su gran sentido del humor y por realizar interesantes críticas sociales. Porque sus historias, donde Cantinflas con gran versatilidad se transformaba en profesor, barrendero, bombero, etc, etc, eran ante todo un reflejo de la sociedad de aquellos años, una crítica amable.

Es lamentable que no hayan realizado grandes recopilaciones de su trabajo, como un relanzamiento de sus películas por ejemplo,  ni eventos culturales para mantener vivo su estilo de hacer cine, lo que se debe mayormente a disputas entre sus familiares. Sin embargo, según leí en CNN México, llegaron a una tregua para permitir la realización de homenajes, exposiciones, ciclos de cine, etc.,  en el marco de su centerario en el país del norte, para recordar al tan querido artista, lo que sus compatriotas agradecieron bastante.

Lo mejor de Cantinflas era sin duda su capacidad de oratoria, y podía hablar sin parar y no decir nada en realidad.  Hasta la RAE reconoció el término cantinflear, como hablar mucho sin decir nada.

Mario Moreno fue un personaje único, y por lo mismo, aunque han buscado actores que lo representen en una película biográfica, ha sido imposible hasta ahora.  Sin embargo, nos dejó un legado inolvidable y horas de risas ininterrumpidas, a partir de un humor sano y latinoamericano. Por eso, celebramos hoy su cumpleaños número 100, recordándolo.

De todas sus historias, la que recuerdo con más cariño es la “El Maestro” ¿Y ustedes vieron a Cantinflas? ¿Cuál de sus películas les gustaba más?