Estudio: El semen hace felices a las mujeres

El estudio descubrió que las mujeres cuyas parejas usaban condones constantemente estaban más cerca del estado depresivo.

El estudio no es nuevo, pero jamás había escuchado de las bondades del semen. Según lo investigado por el equipo liderado por Gordon Gallup, el psicólogo de la Universidad Estatal de Nueva York, este fluido contiene hormonas que alteran el estado de ánimo como la testosterona, el estrógeno, la hormona folículo estimulante, hormona luteinizante, prolactina y varias prostaglandinas diferentes.

El semen sería un buenísimo antidepresivo y que además de mejorar el estado de ánimo de las mujeres también afecta directamente sus habilidades cognitivas. Increíble no les parece. Estamos hechos el uno para el otro.

Según descubrieron los investigadores, las mujeres que están expuestas directamente a la esperma están menos deprimidas. “Quiero dejar en claro que no estamos abogando por que la gente se abstenga de usar condones”, advirtió Gordon Gallup. “Claramente un embarazo no deseado o una enfermedad de transmisión sexual contrarrestaría con creces cualquier efecto psicológico favorable de semen”, agregó en la entrevista que le realizaron en New Scientist.

El grupo evaluado era de 293 personas que fueron divididas dependiendo de la frecuencia con la que sus parejas usaban condones. La evaluación fue realizada a través de Inventario de Depresión de Beck, cuestionario estándar para evaluar el estado de ánimo.

El estudio descubrió que las mujeres cuyas parejas usaban condones constantemente estaban más cerca del estado depresivo, aunque un poco menos que las mujeres que no tenían sexo con regularidad.