Entrevista de trabajo: Cómo manejar la ansiedad

etrevista1447x350.jpg

Si leyeron alguna de mis columnas anteriores, sabrán que me costó encontrar trabajo. Ya sea porque hay exceso de profesionales de todas las áreas o simplemente porque la vida moderna es así, cada vez los procesos de selección son más complejos y estresantes.

Antes de llegar a mi trabajo actual sufrí, como pueden estar sufriendo muchos de ustedes, de exceso de ansiedad por entrar a trabajar. Desgraciadamente, y contrario a lo que uno cree, la ansiedad no necesariamente se ve como mayor entusiasmo. Es por esto que decidí preguntarle a una con ustedes.

Estar sin trabajo o buscando una nueva oportunidad laboral genera, en la mayoría de las personas, una gran incertidumbre. Esto se traduce en ansiedad, que puede marcar la diferencia entre ser o no elegido para el cargo.

La entrevista personal es el momento donde se manifiesta mayormente la ansiedad. Sentir cierto nivel de ansiedad es normal pero, en extremo, lleva a los candidatos a estar muy rígidos y nerviosos, perjudicando su desempeño.

Para evitar los nervios propios de los procesos de selección, Sandra Fritz, jefe de psicólogas de Mandomedio.com, filial del Grupo PayRoll, entrega algunos valiosos consejos a la hora de enfrentar esta situación:

1.- Preparar la entrevista es fundamental ya que, de esta forma, no habrán sorpresas en ella.  Es importante tener claridad de las fortalezas y debilidades que cada persona tenga para el cargo.

2.- Ser natural marca la diferencia, sin perder de vista que se está en un proceso, en el cual está siendo evaluado.

3.- Descansar lo suficiente y comer balanceado son dos puntos que no deben olvidarse el día anterior a la evaluación.

4.- Puntualidad: Si bien, la puntualidad es importante, no es necesario exagerar. Llegar entre 10 a 15 minutos antes de la hora acordada, está bien. Además, es importante verificar la dirección, para evitar retrasos.

5.- En algunas ocasiones, comentar los procesos en que se está participando genera muchas expectativas en los demás, que no siempre se cumplen. Es recomendable evitar hablar de la búsqueda laboral en actividades sociales, para calmar la ansiedad.

Y tú, ¿Cómo enfrentas tus entrevistas laborales?