Conocer a alguien que sólo conocías por mail

amigas2525x350.jpg

El jueves  fui a un evento y conocí a la periodista de la agencia de comunicaciones que nos invitó. ¡No lo podía creer! Después de un montón de emails, que fotos, que esto, que lo otro, que invitaciones y demases, nos conocimos. Me ha pasado varias veces con harta gente, sobre todo por trabajo, uno tiene casi puras ciberrelaciones donde a veces ni siquiera es necesario hablar por teléfono.

A puro mail.

Sólo puedes saber el sexo de la persona; no sabes qué edad tiene, de qué color tiene el pelo y si te la topas en la calle – o más bien en un evento- no tienes idea quién es. Raro yo encuentro. Y es que es muy, muy freak, conversar con alguien por mail, por chat o por teléfono sin saber quién es. Incluso después de haber visto videos o fotos en el caso de algún entrevistado, siempre es raro ponerte al frente de la persona con la que has “dialogado” tanto. Porque a veces una sentía que estaba hablando con el aire.

El viernes, me junté con nuestra colaboradora Beatriz Fernández. Yo la ubiqué por su blog, que encontré navegando en Internet. Le puse un mensaje súper psycho pidiéndole que se pusiera en contacto conmigo; y así comenzó a colaborar con Belelú en aquellos temas que no tenían que ver con su blog.

El viernes, pensaba que iba a ser super raro; no debería, me decía; hemos chateado muchas veces, sobre los artículos que ha publicado en Belelú, sobre los que quiere publicar, sobre el pelo (tema de su blog) sobre la vida y sobre lo chistoso que es que no nos conociéramos en persona. Es casi como una cita a ciegas, sin el componente romántico, claro está.

Bueno, finalmente nos juntamos, nos tomamos una rica once, nos pusimos al día y nos matamos de la risa. Era que no.

¿Qué les ha parecido cuando han conocido alguien que antes sólo ubicaban por Internet?