Si conduce, no twittee

Nadie quiere sufrir un accidente…

carro.jpg

http://siglo21.com

Nunca olvidaré esta situación: cursaba segundo año de universidad y volvía a mi casa tipo 16.20, hora en que varios colegios ya han sonado su timbre de salida y los furgones escolares y vehículos particulares circulan por las calles repletos de escolares en su interior. Era verano y todos las ventanas andaban abiertas.

Me disponía a cruzar la calle cuando debo parar en seco , ya que un furgón escolar no estaba respetando el paso de cebra; sin embargo, se detuvo justo para no atropellarme, quedando yo con mi cabeza a la altura de la ventana para poder observar con espanto, cómo el conductor estaba enviando mensajes de texto, impasible antes  TODOS LOS NIÑOS QUE ESTABAN DENTRO DEL BUS.  Por suerte el destino tenía mi minuto de revancha preparado para mí; alcancé a decirle “Mandando mensajes. Qué vergüenza. Y en un furgón escolar”.

Sin comentarios. No vamos a detenernos en lo irresponsable que fue. Lamentablemente no alcancé a tomar la patente para denunciar a tan idiota ser a Carabineros. A lo que quiero llegar, es que … no era la primera ni la última vez que vería algo similar.

Cuando veo tweets como “Que tremendo el taco” no me alarmo. Nadie puede chocar si no mueve el auto. Y si hay taco, el auto no se mueve. Pero cuando alguien twittea como “Increíble la carretera x45, voy a 120” no lo puedo creer, ¿Cómo tanta irresponsabilidad?

¿Cuál es la idea?¿Cómo tanta hiperconectividad?¿Cómo es posible que no se pueda dejar un rato de lado el twitteo?  Y el hablar también afecta; por mucho que uno use manos libres, o no tenga que sacar el celular de la cartera ubicada en el suelo, igual la mente se distrae. Una cosa es poder aplicar el multitasking. La otra es ser irresponsable.

El año 2009, 9.532 accidentes de tránsito (entre atropellos, volcaduras y colisiones entre otros) se produjeron por “Conducir no atento a las condiciones del tránsito en el momento”o sea, distraído. No me cabe duda que muchas de las distracciones en cuestión se debieron a alguien que buscaba un celular para contestarlo o respondía un mensaje, mail , o twitteaba.

La ley dice que no podemos hablar por celular –a menos que tengamos un aparato para hacerlo sin despegar nuestra vista del camino y sin utilizar nuestras manos- mientras conducimos.

Pero estudios internacionales (lo leí y no encuentro el link) dicen que  conducir hablando por teléfono, o peor, texteando, aumenta en un 200% las posibilidades de verse involucrado en un accidente.

Así que hace un tiempo, la ya retirada de las pistas televisivas Oprah Winfrey, comenzó una campaña llamada “No phone zone” o “Zona sin teléfono” para conminar a las personas no a usar manos libres, sino a simplemente apagar, dejar en silencio o guardar en la maleta del auto, el teléfono celular mientras se conduce. Y si uno simplemente no se puede aguantar, es cosa de detenerse. Yo ya me inscribí con la segunda opción: No mandaré mensajes de textos (Internet no tengo) y sólo contestaré el teléfono usando manos libres. Y cuando me llamen, de inmediato diré que estoy conduciendo, para que la persona pueda cortar si lo que me quiere decir puede esperar, o en su defecto, ser lo más breve posible, mientras busco el modo de estacionarme.

Lo bueno es que el que haya opciones, te permite ser sincero contigo mismo, y no comprometerte a algo que no podrás cumplir. Y es que es cierto lo que dice Oprah: no tengo el derecho de arriesgar ni mi vida ni la de otros porque no puedo aguantarme de saber quién me contestó el celular. Espero en el próximo tiempo, aguantarme y de frentón no hablar más por teléfono.

¿Tú te inscribirías?