Las publicidades chilenas

pubicidad2.jpg

Desde que vi el comercial de un limpiador para la ropa en la que un niño le pregunta a su mamá qué es la frustración y esta le responde que es cuando “quedan manchas en la ropa recién lavada” que dejé de tomar en serio las propagandas. ¿Qué nos están transmitiendo?, ¿Acaso que en pleno siglo XXI una mujer no se puede frustrar por algo que no sea doméstico? Cuando veo este tipo de cosas resulta inevitable preguntarse dónde quedó el feminismo y qué fue del esfuerzo de esas mujeres en los años 60’ luchando por sus derechos para que cincuenta años después sigan haciendo este tipo de publicidad.

No sé quién fue el genio detrás de esa idea, pero es machista, ofensiva y en verdad MALA; no me dan ganas de comprar tu producto cuando dicen que las mujeres se frustran por ese tipo de cosas. ¿Cómo no se les ocurrió otra palabra? ¿En verdad van a la universidad para después inventar algo así? ¿Y quién fue el inteligente que pensó que esto podía ser buena publicidad y que a la gente le gustaría asociar la frustración con lavar la ropa?

En ningún caso soy la única que piensa así; me bastó poner la marca + machista en Google para que me aparecieran muchas páginas y foros en que cientos de personas molestas expresaban su opinión respecto al machismo reinante en las publicidades de la televisión. Encontré hasta grupos en Facebook de “Yo también odio la propaganda de mamá, ¿qué es frustración?”

Esta no es ningún caso la única publicidad machista que he visto últimamente. También están todas esas de otros detergentes, lavalozas y esponjas para raspar ollas en que aparece una mujer sumamente feliz porque hay un cerebro masculino que inventó el producto que le cambiará la vida porque ahora lavará las ollas más rápido o el piso le quedará más brillante. Insólito.

Un buen ejemplo de buenas publicidades, que además son graciosas, son unas argentinas de una marca de fideos, en las que en todas está presente la figura materna que cocina para su familia, pero sin la necesidad de ridiculizarla.

Es una mamá con carácter y opinión sin ser feminista; conservan a la mujer como la encargada de llevar la casa y hacer la comida para sus hijos y marido, pero no es ofensiva ni pasada de moda. Desafortunadamente no encontré el video de la propaganda “frustrante” para los que no la han visto, pero aquí les dejo los links a varios de las publicidades argentinas, partiendo por mi favorita, Diana Arroz. Al final va una de Volkswagen de Estados Unidos que me pareció muy original.

http://www.youtube.com/watch?v=XNcqb78uLvs