Juanita Viale, la muerte de su bebé y la preeclamsia

Cuidado con los embarazos estresantes.

juanita.jpg

Más allá de toda la polémica que ha rodeado a Juana Viale en las últimas semanas y más allá de lo condenable o no de sus acciones, lo que le pasó esta madrugada es simplemente horrible. Tras siete meses de embarazo, el bebé que estaba esperando murió esta mañana en un sanatorio de Buenos Aires, donde fue trasladada por su hermano después de no sentir movimientos del feto. Ha trascendido a la prensa que el bebé ya estaba sin vida cuando llegó de urgencia al recinto hospitalario y que no hubo más remedio que inducir un parto. Al parecer incluso trataron de revivir al bebé pero ya era demasiado tarde.

La actriz argentina tiene una historia de embarazos complicados; estuvo más de dos meses en cama durante su anterior embarazo, preparándose para el nacimiento de Silvestre, su hijo con Gonzalo Valenzuela, que nació antes de los ocho meses de gestación y tuvo que permanecer un tiempo en incubadora. Al parecer lo que padece es preeclamsia, una enfermedad algo común en embarazadas, que se manifiesta, generalmente después de la semana 32 de gestación, con fuertes alzas de presión y altos niveles de una proteína en la orina. Esta condición, se da con mayor frecuencia en el primer embarazo y aumenta la incidencia conforme aumenta la edad de la madre. Si bien algo más del 10% de las embarazadas padece de preeclamsia, es raramente mortal para el feto o la madre ya que usualmente se practica una cesárea antes de las 40 semanas.

Todo esto lo viví muy de cerca cuando nació mi hermano más chico. A mi mamá le dio preeclamsia cuando tenía casi 7 meses y le indicaron hacer reposo, pero al par de semanas en un nuevo control médico, decidieron internarla y madurar los órganos del feto con inyecciones para poder sacárselo lo antes posible, ya que su presión estaba muy alta. La idea era trasladarla al hospital regional de Punta Arenas, porque eran los únicos con una unidad de neonatología apta para recibir guaguas muy pequeñas, pero el día fijado para la cesárea mi mamá amaneció con la presión por las nubes, lo que sumado a otras complicaciones, obligó a realizar la cesárea de urgencia en la clínica donde estaba.

Afortunadamente todo salió bien y después de unos días en incubadora, nos llevamos a mi hermano a la casa. Después de esa experiencia, su ginecólogo, le recomendó a mi mamá que no tuviera más hijos porque era muy riesgoso tanto para ella como para el posible feto. Yo tenía como 13 años y a pesar de que sabia que la situación era complicada, en realidad nunca estuve al tanto de la real magnitud de esto y nuncá entendí que mi mamá podría haberse muerto o que podría no haber tenido otro hermano.

Recuerdo que cuando explotó todo este asunto de Martín Lusteau y la infidelidad de Juanita Viale, en seguida pensé en que ojalá no fuera a afectarle en su embarazo, pero la tensa situación que vivió durante las últimas semanas, sumado al acoso de la prensa y la serie de juicios morales a los que fue sometida en la prensa trasandina y chilena, probablemente la pusieron muy nerviosa y el asunto terminó como ya todos sabemos.