Actualidad

No ahogues tus penas en alcohol, no te va a resultar

Se las arreglan para reflotar

Tengo una lamentable noticia que darles a quienes tienen como mayor consuelo cuando están tristes, decepcionadas o devastadas beben, con la esperanza de que el alcohol haga lo suyo y en dos tiempos olviden todas sus penas. La cruel verdad es que no resulta, sino todo lo contrario, además de obtener una resaca terrible al día siguiente, debo comunicarles que lo que beben estimula las áreas de nuestro cerebro encargadas del aprendizaje y la memoria. En otras palabras, ¡más se van a acordar!

El estudio que llegó a esta amarga conclusión fue realizado por el Centro Waggoner para la investigación del Alcohol y las Adicciones de la Universidad de Texas.

Según leí en Muy Interesante que dijo el experto neurobiólogo Hitoshi Morikawa las bebidas alcohólicas “reducen nuestra capacidad consciente para recordar información como el nombre un amigo, la definición de una palabra o dónde aparcamos el coche; pero nuestro subconsciente aprende y recuerda también, y el alcohol aumenta nuestra capacidad de aprender a este nivel”.

De hecho Morikawa comprobó que la exposición reiterada al etanol aumenta la plasticidad sináptica de nuestras neuronas en un área clave para la memoria. ¡Todo mal!

Así que, a menos que quieras tener clarísimo el motivo de tu abatimiento acompañado de una terrible jaqueca al día siguiente, te recomiendo tomar un juguito de naranja o comerte un pote de helado. Tu memoria te lo agradecerá.

Tags

Lo Último


Te recomendamos