Actualidad

Kate y William: se lanza el trailer de la película

¿Acaso no vivimos en un mundo romántico?

Les contaba que me gustaba la miel; pero no vertida sobre un romance. La película de Kate y William, que se estrenará nada menos que justo antes de la boda real, es todo lo que es, melosa.

“Son de mundos diferentes”  dice una de las frases de la película, en la que no falta la rubia trepadora perfecta que no cree para nada que Kate podrá conquistar al príncipe, la encargada de enseñarle protocolo, la ruptura de los novios y la bañera espumada con una copa de vino bebida entre lágrimas de despecho.

Ok, no es una sirvienta la que el elige el príncipe, pero sí es una plebeya. Se parece demasiado a la trama de los cuentos de hadas y de las teleseries centroamericanas que a bastante gente le gustan.

Quizá por eso la película fue criticada, vilipendiada, vapuleada y tratada de vomitiva entre otros apelativos menos suaves, y es que claro, ninguna historia es ni será nunca así; y la verosimilitud deja mucho que desear.

¿Importa realmente?

Encuentro que no. Es una película, no un documental, y está “basada” en hechos reales. Basada. No construida exclusivamente a partir de eso. No la he visto completa y no creo que lo haga, y si lo hiciere, dudo que la disfrute en demasía. Pero si esto hubiera sido 10 años atrás, cuando no cachaba nada de la vida, la hubiera gozado. Quizá le guste mucho a mi sobrina y a sus amiguitas cuando vean Crepúsculo, y eso no tiene nada de malo. Quizá la adoren también las dueñas de casa que escuchan música romántica soñando con lo que en sus vidas no pudo ser.

No entiendo por qué tanto escándalo sobre lo poco veraz y lo demasiado romántico del filme. Nuestro mundo está lleno de fantasías, alteraciones, maquillajes y phoshopeos. ¿A que no es romántica una mujer que en una foto aparece 10 cm más alta de lo que es -y no por los tacos? ¿A que no es romántica la posibilidad de no envejecer nunca con las inyecciones correctas en el lugar correcto?¿A que no es romántico un hombre que lleva flores porque sí? Y lo digo en el sentido no exclusivamente amoroso del término; sino a aquello que no existe, pero es lo que queremos ver.

Vivimos en un mundo real y quisiéramos vivir en uno romántico y ya está.  Lo único que queda es aceptarlo,  y jugar con el romance en la medida que nos entretenga y nos haga felices. Revelarnos al romance que nos hace daño, ese que nos hace estar permanentemente infelices con la realidad que tenemos cuando objetivamente.

La verdad no es para nada romántica; pero es lo que hay. Y es mucho mejor de lo que piensas. Y si tu verdad no te gusta, ponte las pilas y cámbiala. No te quedes barriendo al ritmo de una balada que cuenta la historia que jamás tuviste, porque no la buscaste. O mejor aún, barre tu casa que tanto te costó, para que la puedas disfrutar junto a los que amas. No serán príncipes, ni rubios ni buenos mozos, tendrán defectos y virtudes igual que tú, pero te quieren y finalmente, eso es lo que más importa. El romance está totalmente sobre valorado.

Mira más fotos de todo esto en Lupa

¿Ustedes creen que se puede vivir un cuento de hadas?

Tags

Lo Último


Te recomendamos