Cuando los amores matan ¿Te ha pasado?

Hay amores que llevan a la locura, otros a la muerte

Sad Teenage Girl

Cuando fallece un ser querido siempre lloramos su partida, la encontramos injusta, y hablamos de lo bueno que era- recordemos que todos los muertos son buenos- pues la vida se ha encargado de demostrarnos lo frágiles que somos respecto al tema. Pero… ¿Qué pasa si ese ser querido fue más que eso, fue un compañero de vida, tu pololo, tu novio,  o esposo?

Me pregunto cuán trágico puede llegar a ser. No es lo mismo si fallece una tía lejana, o la prima del sur. Es  la persona que comparte contigo cada momento del día, que goza tus triunfos o llora tus fracasos, es quién te alienta a seguir adelante pese a cualquier obstáculo. Por la misma razón, ¿Cuán difícil puede llegar a ser sobreponerse a tal sufrimiento? Es lógico que una depresión llegue de seguro, y más aún si la persona es quien decide por voluntad propia atentar contra su vida.

Las depresiones son enfermedades difíciles de tratar, tanto que muchas de ellas han llegado al suicidio, y eso es lo que siempre me ha causado gran intriga ¿Qué lleva a una persona a cometer tal acto por amor?

Hay amores que llevan a cometer locuras, como la señorita que dio un falso aviso de bomba en el aeropuerto para que su novio no viajara, y hay otros que en su desesperación atentan contra sí, buscando llamar la atención del ser amado que los dejó o en un intento de amenaza macabra para que nunca lo deje.

Hemos conversado antes de lo doloroso que resulta terminar una relación, tanto que cuesta un mundo reponerse en su totalidad, pero hay personas que nunca sanan heridas, al contrario, terminan de la peor manera. Si el amor es lo mejor que nos puede suceder a cualquiera, ¿No sería más factible tratar de reponerse para encontrarlo finalmente en otro lugar, en vez de descartarlo de inmediato?

En esos momentos pienso que sinceramente hay amores que matan, que no son sanos, y están a años luz de serlo. Se convierten en escapes u obsesiones de personas que buscan más que amor, lealtad y comprensión. Son nocivas, y atentan gravemente contra uno. Las amenazas del tipo “si me dejas no sé que será de mí” “no soy nadie sin ti” “moriré si terminas conmigo” no son una declaración desesperada de amor, más bien dan el indicio de que algo no esta bien con esa persona.

Puede ser por varios factores, inseguridad, desconfianza, obsesión, o simplemente enfermedad mental. Sea cual sea, no hay que entrar en aquellas dinámicas, pues es un círculo que no tiene salida. A veces no se le toma el peso real a esto, acusando  a la exageración del tema, pero la verdad es que es mucho mejor poner atención a las señales antes de llorar una partida.

¿Qué opinan ustedes de todo esto?