Mi favorita a Mejor Película en los Oscar 2011

Este año las diez nominadas son buenas.

cisnedos.jpg

La semana pasada les conté quiénes eran mis candidatos para llevarse el Goya, hoy, a solo dos semanas de los Premios Oscar (se celebrarán el 27 de febrero), les quiero decir qué película quiero que se lleve la estatuilla dorada y por qué.

Este año la competencia está muy difícil, las diez películas nominadas son muy, muy buenas y es realmente una incertidumbre cuál se llevará el máximo galardón porque todas pintan a ganadoras, contrario a otros años donde siempre hay una que en realidad no debía estar nominada o cuando hay una que fijo gana y que el resto es casi adorno, pero este año no es así y la compentencia está ruda.

De verdad que no me gustaría estar en los pies del jurado a la hora de elegir. Pero como sé que eso no va suceder, me doy el lujo de decirles cuál es mi favorita: “El cisne negro” (“Black Swan”).

La cinta es realmente muy buena y a pesar de que la competencia también lo es, esta película tiene que ganar sí o sí. Está tan bien contada y lograda la tensión que hay muchos que tienen que salir de la sala porque no soportan ver la brillante actuación de Natalie Portman y su obsesión por la perfección. Tiene que ganar porque es de esas películas que no tienen grises: la gente la ama o la odia, pero nadie queda indiferente ni con comentarios del tipo “sí, era buena, pero…” o “no es tan mala”. Dices “me encantó” o “me cargó”.

Las otras nominadas, “El discurso del rey” (The King’s speech), “El vencedor” (The fighter), “El origen” (Inception), “Los chicos están bien” (The kids are all right), “127 horas” (127 hours), “La red social” (The social network), “Toy story 3” y “Temple de acero” (True grit), son muy buenas también y a pesar de que no las he visto todas, mi favorita sigue siendo la de Darren Aronofsky aunque les suene antojadizo.

“El discurso del rey” también está dentro de las que más me gustan, así que si no gana la de la bailarina, me gustaría que lo hiciera Jorge VI. Las que vendrían después en mis preferencias serían “Temple de acero”, el western de los hermanos Coen; luego las madres lesbianas de “Los niños están bien”; después la emocionante “Toy story 3” y al final “El origen”. Las otras dos, “127 horas” y “La red social”, son buenas historias bien contadas, pero seguro que no se lo llevan porque no tienen tanto peso como el resto de nominadas.