Matrimonios desechables, cada hora se divorcian 37 parejas en Chile

Una pareja rompió su matrimonio durante la fiesta de celbración de éste.

corazn280x373.jpg

(cc) Flickr.com/El intrepido Diablillo

Una cinfra impactante considerando el número de novios con hora en mano para el registro civil: 323 hasta el momento, lo que se traducirá (según los números que maneja Separadoschile) en que 260 de ellas romperán su unión en menos de cinco años. Terrible.

El “juntos para toda la vida” o “en salud y enfermedad” o incluso el “contigo pan y cebolla” ya no corren. Hoy día las parejas no aguantan y toman el matrimonio como un pololeo más: “si no resulta no importa, me separo” y eso no es algo que esté inventando yo, se lo he escuchado a un par de novios por ahí que están ad portas del altar. Lo encuentro injusto y egoísta con el otro, si no estás seguro del paso que vas a dar, si te tomas el tema tan a la ligera (me divorcio, qué tanto…) o si no te importa tanto tu pareja como para estar toda la vida con ella, mejor no te casas.

Por eso es que yo antes que el matrimonio, estoy a favor del vivir juntos un tiempo antes de casarse. Me carga la gente que siente que eso es una ofensa contra la moral y las buenas costumbres, para mí es un asunto práctico: saber si realmente te vas a llevar bien o no con tu pareja y funciona. Conozco a una pareja donde ella es la hija del tercer matrimonio de su madre y del tercero de su padre y fueron ellos los primeros en aopyarla en la decisión de vivir primero con su futuro marido antes de dar el “sí”, para conocerse más porque una cosa es el pololeo donde cada uno está en su casa y otra muy distinta es la convivencia durante el matrimonio.

No digo tampoco que ese sea el paso previo obligatorio en toda relación, también hay parejas que se casan saliendo cada uno de la casa de sus padres y después tienen una vida perfecta y duran casados por siempre. Bien por ellos. Pero para no estar dentro de las 80 parejas de cada 100 que se separan en nuestro país, yo recomiendo la vida juntos antes así no les pasa lo que les sucedió a una pareja nortina que no duraró ni dos horas juntos, en plena fiesta se rompió el matrimonio o los santiaguinos que duraron dos días. Da hasta risa, cómo tan poco tiempo casados, pero la verdad es que es terrible. Mejor no casarse y ser feliz que armar un matrimonio enorme para que se desarme al mes y medio. ¿Qué creen ustedes?