Verano en Santiago: Temporada de Terrazas

Los mejores lugares para pasar estos días de calor.

149782035tnawwsph.jpg

Aunque en las noticias que vemos en televisión da la impresión que todo el mundo está de vacaciones en las playas y que en la capital chilena no queda prácticamente nadie, la cosa no es tan así. Esto, porque la verdad es que somos muchos los que aún no salimos de vacaciones y –además- hemos decidido no salir de la ciudad a descansar en lo que queda de verano. ¿La razón de esto? Que a pesar a sonar a lugar común y a consuelo para quienes nos toca trabajar mientras otros vacacionan, la verdad es que Santiago –salvo por el calor de algunas jornadas- es más que agradable durante los dos primeros meses del año.

¿Cómo es entonces la rutina durante estos meses? Bueno, se trabaja de forma más o menos normal, aunque siempre con algo menos de pega que en el resto del año, porque los jefes ya se han tomado vacaciones, porque se agendan menos reuniones y hasta porque llega una considerable menor cantidad de correos electrónicos que en la temporada que va de marzo a diciembre. Además, y lo más importante para los efectos de esta nota, es que este par de meses es el momento ideal para aprovechar cada tarde después de la jornada laboral –que en esta época, digámoslo, no se extiende demasiado- y así poder desviarse en el camino a casa y aprovechar de pasar a tomar y comer algo a las numerosas terrazas que por estos días se repletan en Santiago a partir de la media tarde y hasta bien entrada la noche, claro está, dependiendo del bolsillo de cada uno y de si hay que levantarse muy temprano o no a la mañana siguiente.

¿Qué terrazas podríamos recomendar para quienes siguen en la capital por estos días? Viniendo desde el poniente de la ciudad, el sector de Plaza Brasil vale la pena visitar La Castellana. Yendo hacia el centro, más específicamente por el Barrio Bellavista, bien puede valer la pena instalarse en alguna terraza del concurrido Patio Bellavista o también es más que recomendable visitar las cómodas mesas exteriores del Bar Restaurant Mori, con una gran variedad de pizzas, cervezas y vinos. Ahora bien, si lo que se quiere es beber cerveza por pocos pesos, los tradicionales –y numerosos- locales de calle Pío Nono reciben gustosos en sus terrazas a los sedientos clientes.

Mencion aparte merece La Terraza, en Vicuña Mackenna casi al llegar a Plaza Italia. Este es un lugar que desde inicios de la década del setenta hace honor a su nombre, con una amplia terraza en la que se puede finalizar de buena forma cada jornada laboral, con cerveza, papas fritas, sándwiches, algunos platos rápidos y –si se quiere- algunos tragos largos a precios razonables. Subiendo por Providencia hacia el oriente bien vale la pena mencionar las terrazas de las tres sucursales del Bar Liguria (para qué entrar en detalle, todos conocemos este lugar) y la del Lomit’s, baluarte de los schops, los crudos y los buenos sándwiches.

¿Y Plaza Ñuñoa? Bueno, ese es un sector de terrazas por excelencia en Santiago. De ahí, entre muchas otras, podemos destacar a clásicos históricos como Las Lanzas y El Dante, además de otros lugares como el Ébano o el Bigas. Aunque en realidad, cualquier mesita al aire libre que encuentren cerca de la plaza seguro que sirve para pasar un rato fresco y agradable en compañía de unos tragos.

Podríamos seguir hablando de distintas terrazas santiaguinas durante largo rato, pero lo verdad es que estas son las que puedo recomendar a modo personal. Lo más importante es que ahora ustedes nos cuenten cuál es su terraza favorita para pasar este verano en Santiago.