Chile: ¿Quién sobra en Teletrece?

Las rubias a la baja.

soledadonettocuadrado3280x280.jpg

Tras la entrada del empresario Andrónico Luksic a la propiedad de Canal Trece, históricamente controlado por la Universidad Católica de Chile, la estación activó un agresivo reclutamiento de rostros y profesionales provenientes de otras estaciones. Así, nombres como Jorge Cabezas, Pilar Rodríguez y Ángela Robledo se integraron a la cabeza de la Dirección de Prensa; David Belmar es el nuevo Director Ejecutivo; René Cortázar presidirá el naciente directorio del canal y Martín Cárcamo liderará la enésima aventura matinal del ahora ex canal católico.

Sin embargo, con el último fichaje del área de prensa de Canal Trece, la configuración de ésta –en lo que respecta a los conductores de noticias- se ha tornado algo compleja. Esto, porque con la llegada de la periodista Monserrat Álvarez (proveniente de TVN, el canal estatal) da la impresión que alguien sobra en alguno de los cuatro informativos que ahora la estación tiene bajo el nombre genérico de Teletrece.

Según consignó el diario La Tercera en la nota que daba cuenta del arribo de Álvarez a Canal Trece, esta periodista se incorporaría a Teletrece AM, haciendo pareja con el periodista Paulo Ramírez y reemplazando a su colega Constanza Santa María, quien pasaría al Teletrece principal (21 hrs.) para hacer dupla con el actual conductor, Iván Valenzuela. ¿Quién sobra en este enroque? Soledad Onetto, la actual conductora de este noticiario.

Justo ayer el sitio El Dínamo también tocó este tema en una nota titulada Teletrece: en busca de la pareja perfecta. En ésta se pedía a una serie de expertos que recomendaran cuál sería –a su juicio- la mejor dupla de periodistas para conducir el noticiario central de Canal Trece. Las parejas señaladas fueron Constanza Santa María y Daniel Matamala; Carolina Urrejola y Paulo Ramírez; Constanza Santa María e Iván Valenzuela y Constanza Santa María y Paulo Ramírez. ¿Algo para Soledad Onetto? Nada. Una vez más, alguien sobra en este mapa.

¿Qué pasó con esta rubia-perfecta, periodista-perfecta, esposa-perfecta y nuera-perfecta? Muchos aducen a su paso por el Festival de la Canción de Viña del Mar del año pasado como una de las causantes de su baja. Es que claro, uno se confunde tras verla un día conduciendo serias noticias, luego un par de semanas después metida en la vorágine de esta fiesta veraniega chilena (es decir, metida hasta las patas en la farándula misma) y -24 horas después- transmitiendo vía satélite para los noticiarios de Canal Trece desde las zonas afectadas por el terremoto que azotó la zona centro-sur de Chile en febrero pasado.

En otras palabras, la Onetto las quiso hacer todas y –al parecer- el tiro le salió por la culata. Aunque ojo, no todo está perdido. Esto, porque se comenta que su sueldo en Canal Trece bordearía los ocho dígitos, lo que la convertiría en uno de los empleados mejor remunerados de la estación. Así las cosas, puede que la aventura de Soledad Onetto en la ex estación católica, o al menos en su área de prensa, esté pronta a llegar a su fin. Sin embargo, la capitalización económica que ha hecho de su pasada por el canal no es menor. Como dijo alguien por ahí, “a esta niña más le interesa más ganar plata que el periodismo mismo”. Y a juzgar por los cochinos pesos, da la impresión que lo ha conseguido.