Palestina, un imposible posible

banderapalestina.jpg

(c) almamagazine.com

Es como esos sueños imposibles que un día se hacen realidad, cuando ganas una causa perdida. Como que no la crees. Entonces lo imposible se vuelve aún más irreal.

Dicen que dicen que en la radio alguien dijo que el Gobierno efectivamente reconoció a Palestina como Estado.

Que el proyecto aprobado unánimemente en el Senado el martes pasado dio frutos inmediatos. Que Piñera ya estaría agendando viaje a la tierra de mi bisabuelo.

Lo escucho y no lo creo. Cuesta pensar que es verdad porque han pasado tantos años y tantas historias de palestinos refugiados que la esperanza es como un carbón compacto al fondo de la mina oscura. Pero… a veces, ese carboncito queda tan apretado por tanto tiempo que se convierte en diamante, no?

Entonces, lo leo, lo veo: el Canciller dando la voz oficial.

Y mi querida Palestina desconocida y lejana va tomando forma, de la mano del país que me crió.

Entonces, la causa está menos perdida…y el sueño, menos imposible!