Actualidad

Chile: Renunció Ximena Ossandón

Muchos califican su salida de la Junji como la “Crónica de una muerte anunciada”.

La vicepresidenta de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Ximena Ossandón, renunció a su cargo cargo hace algunos minutos tras leer una declaración pública.

Las constantes controversias en torno a la cara visible de la Junji fueron haciendo eco y generado ronchas en amplios sectores del país, razones que podrían explicar la rápida salida de su cargo. Si embargo,  Ossandón explicó en su comunicado que su salida se debía a que no postuló al cargo dentro del plazo dispuesto para el proceso de selección en el sistema de Alta Dirección Pública (ADP). Pero sin duda, la declaración en su twitter de esta mañana, en donde respondío a  lo dicho por @mateogajardo “A ti no te pagan para hablar de actualidad, ni para hablar de ángeles y demonios, te pagan para hacer bien la pega en Junji”, diciendo “Mi pega la he hecho bastante bien, ahora la paga es bastante reguleque, Sniff”, pudo ser la gota que rebalsó el vaso; no solo para la opinión pública, sino que también para el Gobierno de Sebastián Piñera, que hace rato estaba incómodo por sus declaraciones.

Pocas horas antes de la renuncia de Ximena Ossandon, la vocera de gobierno -Ena Von Baer- dijo a Radio Bío Bío que “ella ha cometido una imprudencias respecto a sus declaraciones y ha sobrepasado el ámbito que ella pudiese cubrir. Lo de hoy es claramente es un error y ese tipo de errores hay que rectificarlos y no representa para nada el sentir del gobierno”.

Todo partió con la Virgen. En julio de este año, Ossandón encendió el debate,  luego de que decidiera poner una imagen de la Virgen María en la entrada de las oficinas de la Junji. En ese momento,  las redes sociales explotaron y el debate en torno a su opción religiosa se desató.  En esta oportunidad un usuario la calificó de poco pluralista, ante lo que ella respondió que “soy híper pluralista, la Virgen no obliga, ¿Saquémosla del San Cristóbal?”.

Pero los juicios en su contra continuaron, pero esta vez por otra razón. Porque Ximena Ossandón criticó a las madres del país y puso en duda el tiempo libre que éstas deben tener. En esta ocasión dijo “que mejor para la Junji que atender a todos los niños para que las mamás puedan salir y pasarlo bien”.

Finalmente, anticipado a sus dichos de hoy sobre su sueldo reguleque de 3 millones 700 mil pesos, expresó que el mismo sacerdote que la había casado, Fernando Karadima, -acusado de abusos sexuales- era un “prócer de la Iglesia tentado por el demonio”. Declaraciones que terminaron por hacer colapsar su twitter durante el último mes.

Así las cosas, está claro que lo de hoy fue solo la gota que rebalsó el vaso, y que el tecnicismo de su no postulación al concurso por su cargo no fue lo más decisivo para que Ossandón ya no esté a la cabeza de la Junji.

Tags

Lo Último


Te recomendamos