En España incentivan a que los padres cuiden de los hijos

Les dan más ayudas a la familias cuando lo solicita un varón.

(cc) Flickr.com/Shavar Ross

-La discriminación positiva, que privilegia que el papá se preocupe de los hijos, es lo que está implementando la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Establecieron que si una pareja pide reducir su jornada laboral para dedicarse a cuidar a su hijo, si es el hombre el que lo pide, recibirán una ayuda del gobierno de hasta 1.200 euros.

Las mujeres sólo podrán acceder a este tipo de ayudas si son la cabeza de una familia monoparental, si son víctimas de violencia machista o si uno de los miembros de la pareja es discapacitado, según establece la convocatoria de ayudas para 2011 del plan de Conciliación de la Vida Laboral, Personal y Familiar de Castilla-La Mancha, aprobadas el martes.

Sólo el 2% de quienes piden esa ayuda son hombres, por eso el Gobierno castellano-manchego quiere fomentar a que los varones se responsabilicen del cuidado de los hijos con estas medidas. Antes, cuando otras regiones de España han implementado la discriminación positiva, no han funcionado: en el País Vasco establecieron en 2002 que la ayuda por cuidar a los hijos fuera más cuantiosa si la pedía el padre, pero el porcentaje varió tan poco, de 5,3% a 5,8%, que la eliminaron.

Es bueno que incentiven a que los padres se ocupen de los hijos, pero no pueden dejar tan de lado a las mamás en cuanto a ayudas, porque son ellas, la mayoría de las veces, quienes se hacen cargo de los niños. Es discriminación, aunque le pongan el apellido “positiva”. No significa que se desmotivarán y no querrán cuidar a los hijos, la crianza no se basa en cuánta ayuda recibo, pero sí será lógico que se sientan desplazadas.