Los caprichosos hijos de las celebridades

La culpa de su comportamiento la tienen los padres.

-Los hijos de los famosos son tanto o más conocidos que sus padres. De hecho, a los pocos años de edad ya son estrellas y más encima caprichosos, casi siempre por culpa de sus progenitores, quiene suelen  aplicar el “lo quieres, lo tienes”. ¡Muy mal!

Son niños sin límites porque sus padres no son capaces de decirles que “no” y el “sí” en respuesta automática ante cualquier petición, incluso las más absurdas como reemplazar el jardín de niños por sesiones de spa. ¿Estarán con estrés los pequeños? Quizá cualquiera lo estaría, con esa clase de papás.

Zahara Marley y Pax Thien, de cinco y seis años, pasaron un día de relajación en el spa cinco estrellas Lukacs Gyogyfurdo en Budapest, donde su madre, Angelina Jolie, está filmando su primera película como directora.

Suri Cruise, la hija de Tom y Katie Holmes, marca tendencia en ropa, su guardarropa vale dos millones de euros y tiene más de 300 pares de zapatos, la mayoría con tacos, porque le encantan.

Romeo Beckham, el hijo del medio de David y Victoria, también es amante de la moda y con sólo ocho años, lanzó su propia línea de anteojos de sol llamada RB.

Willow Smith, hija del actor Will Smith, se convirtió en cantante de la noche a la mañana cuando su tema “Whip my hair” alcanzó las más de 2.000 reproducciones en Youtube. Su éxito se debe a que es hija de famosos, es pequeña y tiene un estilo tipo Lady Gaga. Parece que también algo de talento.

No podemos culpar a los niños de estos caprichos, son sus padres quienes no les ponen límites y les permiten hacer todo lo que se les ocurre, están convirtiendo a sus pequeños en tiranos.