No le digas sobrenombres estúpidos a tu pareja en público

Chanchito o peladito, son algunos de los apodos cariñosos que ellos odian.

(c) huguesphotography Tabery Hugues

El otro día conversando con mis compañeros sobre los sobrenombres que les ponen sus parejas me contaban que no hay nada más terrible que sus novias o esposas les digan, mientras eligen el café en el supermercado, ¿chiquitito cuál prefiere? o Mi chancho ¿le gusta el café entero o molido? No importa lo que se esté comprando o haciendo pero por favor jamás les digan apodos cariñosos o estúpidos en público.

Lo que pasa es que a veces nosotras somos demasiado cursis, lo asumo a mí también me ha pasado, pero lo único que ellos quieren es que los traten con dignidad. Por si no te habías dado cuenta este tipo de cosas son las que vienen acompañadas de discusiones sin sentido o enojos infundados esos cuando te preguntas ¡¿Qué diablos le pasó a este hombre que se enojó tanto?!

Según una encuesta de Parship, en España la mayoría de las parejas se ponen apodos cariñosos entre ellos, aunque yo creo que son mayoritariamente las mujeres quienes fomentamos estas malas prácticas. Los hombres prefieren decir “vida” a sus parejas mientras que nosotras les ponemos nombres alusivos a sus rasgos físicos como “chanchito” (si está subido de peso), “peloncito” (si se está quedando calvo) o incluso “cachorrito” (si es un mamón de primera).

Así que recuerda, debes evitar nombrarlos con apodos estúpidos en público porque lo odian.