Esperando a los 33

En unas horas se realizará el rescate mientras todo el mundo está expectante del desenlace de esta larga historia.

(c) lostiempos.com

Es cierto que la prensa le ha dado como bombo en fiesta al asunto de los mineros y que a muchos el tema los tiene más que saturados. Pero ahora que los 33 están a punto de salir a la superficie las sensaciones nuevamente afloran, lo digo sinceramente.

Ya han pasado siete semanas desde aquel día domingo 22 de agosto cuando un papel amarrado a uno de los tubos de las perforadoras nos entregó la tranquilidad de que los mineros estaban vivos. Hoy estamos a horas de verlos salir y de verdad que las ansias de que se encuentren bien y que no se conviertan en víctimas de la farándula son fuertes.

Sus familias, Chile y el mundo se preparan con todo para recibirlos. Me imagino a sus mujeres con depilación de pierna completa y un lecho lleno de amor y pétalos de rosas que espera para saciarlos de todo el cariño posible e imposible. Yo no sé qué haría si mi amor fuera uno de ellos, viviendo dos meses con su ausencia y con miedo a que algo le pase en ese oscuro lugar donde se encuentran. Esas mujeres son también heroínas al soportar tamaña prueba y les deseo lo mejor.

Desde una oficina en la capital de Chile les envío, les enviamos, cariños y respeto a los protagonistas de esta historia.