Murió Eddie Fisher

-Cantante de los años 50′ se hizo famoso por los temas “Thinking of you” y “Any time”, pero lo que lo hizo realmente conocido, fueron sus cinco matrimonios, algunos con estrellas de Hollywood como Elizabeth Taylor y Debbie Reynolds.

Falleció el miércoles 22 de septiembre a los 82 años en su casa en Berkeley después de una complicación que sufrió a raíz de una operación. Las adolescente de la época lo adoraban y con su música llegó a multitudes en sus conciertos y vendió millones de discos. Al principio le pagaba a fanáticas falsas para que le gritaran, pero con su rápido ascenso no hizo falta que siguiera pagando por lágrimas de mentira.

Esa fama se acrecentó cuando se casó con Debbie Reynolds en 1955, convirtiéndose en la pareja favorita de América, juntos tuvieron a Tod y Carrie Fisher, ésta última se hizo conocida por su papel de Princesa Leia en “La guerra de las galaxias”. Los escándalos en su vida comenzaron en 1958, cuando Liz Taylor quedó viuda de Mike Todd, el mejor amigo de Fisher, al año siguiente el cantante sorprendió a Estados Unidos cuando anunció su divorcio para casarse con la viuda. Juntos actuaron en “Una mujer marcada”, película por la cual Taylor ganó un Oscar.

Después de que Taylor lo abandonara cinco años después, para casarse con el gran amor de su vida, Richard Burton, con quien actuó en Cleopatra, Fisher se casó con la también actriz Conie Stevens, con quien tuvo dos hijos más, pero también se divorció y después de ella se casó con Terry Richard y Betty Lin.

A pesar de tener una carrera prometedora, fue uno de los precursores del rock n’ roll, su vida de músico se dejó de brillar con tantos escándalos amorosos, las drogas y el juego. A pesar de eso, tiene dos estrellas en el paseo de la fama de Hollywood, en parte por sus primeros años: comenzó cantando a los 10 años y a los 17 ya estaba en una orquesta. Se enroló en el ejército y participó en la Guerra de Corea, donde le cantaba a las tropas, tuvo su propio programa de televisión “Eddie Fisher Show”, transmitido por la NBC entre 1957 y 1959. En los 60′ creó su propio sello discográfico y escribió una autobiografía, “Eddie: My life, My loves”, donde explica cómo sus hijos lo ayudaron a superar 25 años de adicciones.