En España no se notó el día mundial sin autos

Un poco de conciencia ambiental.

bici-1.jpg

(cc) Flickr.com/Quiltro Elemento

-Tanto así, que incluso los atascos fueron los protagonistas ayer en las principales ciudades españolas. “El día sin coches no cuaja en España”, dice hoy El País.

Y la verdad es que en Chile tampoco impactó mucho, salvo por algunos ministros que posaron con sus bicicletas para la prensa, el resto del día en Santiago estuvo “normal”: con autos por todas partes, no hubo cambios de recorridos ni medidas restrictivas de circulación. La cosa siguió como siempre. La medida organizada por la Unión Europea y convertida en la con mayor participación en Europa, no tuvo éxito en los españoles a pesar de que se sumaran a ella 567 municipios.

La dirección general del tránsito en España dijo que el estado de las carreteras era malo, sobre todo por los atascos producidos a la entrada de Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga y Barcelona. Ni siquiera se notó el día sin autos, en el ayuntamiento (municipalidad) de Madrid dicen que a penas se redujo 0,11% la cantidad de vehículos, “algo que no se le puede atribuir a la medida de la UE”, dijeron al diario El País.

Si realmente quieren lograr algo con estas medidas, no se pueden hacer sólo por un día porque mucha gente lo hace más por sumarse a la masa que por verdadera conciencia y así, los 364 restantes ocupan vehículos para movilizarse. Cuando este tipo de movimientos comenzaron en España, los municipios obligaban a cerrar algunas zonas de tránsito, pero ayer eso quedó sólo en una “recomendación”. La ONG Ecologistas en Acción reclama que las autoridades no supieron aprovechar el día de ayer para convertirla en medidas reales y profundas y no solamente estéticas.

Las autoridades españolas tampoco le acertaron a las medidas de ayer, en lugar de acotar los recorridos de la locomoción pública o de cerrar algunas calles, decidió que el autobús urbano fuera gratis por el día mundial sin autos. Claro, sin autos, pero tampoco con buses. Mientras más personas usaran el bus, menos autos circulando, pero ese no era para nada el espíritu de ayer, la idea era que la gente caminara o anduviera en bicicleta. Además qué mejor que circular en bici por la ciudad en esta época, nosotros disfrutando de la primavera y ellos, de las hojas que se caen de los árboles y que aún no hace frío.

Les dijimos en otro artículo que uno de los beneficios que entrega la primavera, son las ganas de hacer cosas, el optimismo que renace, la vitalidad que nos invade… podríamos ponerlo en práctica caminando, corriendo o en bicicleta y así hacemos que “El día mundial sin autos” se convierta en “la temporada”, al menos hasta que comience otra vez el frío.