El Titanic se hundió por un error humano

Una tragedia que sigue siendo noticia a casi 100 años de ocurrida.

titanic.jpg

-La historia de este barco que se hundió en 1912 y dejó 1.500 fallecidos, ha sido contada y recreada muchas veces, tal vez la más famosa de ellas es la que protagonizaron Leonardo Di Caprio y Kate Winslet en 1997 bajo la dirección de James Cameron (“Avatar”). La historia de amor de Jack y Rose (Di Caprio y Winslet) llegó al corazón de los espectadores y sus manos abiertas al viento en alta mar en una esquina del barco, se convirtió casi en símbolo de nuestra cultura pop de fines los 90′. Hoy sin embargo, nos llega una versión que de romántica no tiene mucho: el Titanic se hundió por un problema de comunicación.

Las miles de víctimas fallecieron porque el barco comenzó a navegar, desde Liverpool, justo en la época en que comenzó la transición de la vela al vapor y por lo tanto, habían dos sistemas de comunicación (para dar las órdenes y coordenadas) diferentes y no sólo eso, sino que opuestos: si en un sistema “dar todo a babor” era girar a la derecha, en el otro era hacia la izquierda. Por eso Robert Hitchins, cabo de marina que iba al timón, al escuchar la orden del Primer Oficial William Murdoch, que había divisado el iceberg, de “todo a babor” giró en dirección hacia el hielo eterno. Cuando se dieron cuenta del error, habían perdido dos minutos y ya no tenían tiempo suficiente para impedir que se rompiera el casco.

Además siguieron navegando después del choque a pesar de las malas condiciones, hecho que aceleró la tragedia. Continuaron con la marcha porque el capitán Edward Smith fue convencido por Bruce Ismay, presidente de White Star Line, naviera perteneciente al Oceanic Steam Navigation Company, por miedo a dañar la reputación de la compañía.

La noticia del error humano se supo porque Louis Patten, nieta del Comandante Charles Lightoller, Segundo Oficial a bordo y sobreviviente del Titanic, lo contó a la prensa inglesa estos días. Patten sabe esto desde que tenía diez años, por eso no lo considera tan impactante, dijo al diario inglés The Guardian. Lightoller se enteró del error de comunicación y de que obligaran al capitán a seguir navegando porque luego del choque, hubo una reunión entre cuatro altos oficiales.

Así como mostró Cameron en la película, la noche del 14 al 15 de abril de 1912, día de la tragedia, hacía mucho frío, la gente estaba cenando, nadie pensó que pudiera ocurrir un desastre de esas dimensiones y menos en el viaje inaugural del barco. No estuvieron Jack ni Rose, pero tal vez sí se produjo una historia de amor tan grande que obligó a la mujer a cambiar su apellido por el de amado fallecido cuando llegaron a tierra firme.