Sólo una sesión de masajes desencadena cambios biológicos

Qué mejor que un masaje después de un día agotador.

(cc) Flickr.com/lintmachine

-Según el estudio realizado por el Centro Médico Cedars-Sinai de Los Angeles, y publicado en Journal of Alternative and Complementary Medicine, una sesión desencadena bajas en los niveles de cortisol, hormona del estrés, en la sangre y saliva.

Los investigadores, encabezados por Mark Hyman Rapaport, presidente de Psiaquiatría y Neurología del Comportamiento en Cedars-Sinai, estudiaron a 53 hombres y mujeres sanos: a 29 de ellos les realizaron un masaje sueco durante 45 minutos, es profundo y se centra en las zonas de tensión; y al resto les aplicaron un masaje suave.

A los voluntarios les pusieron catéteres intravenosos y les tomaron muestras de sangres antes de comenzar el masaje y hasta una hora después de realizado. Los resultados del grupo de masaje sueco, además de la caída en los niveles de cortisol, demostraron una bajada de arginina vasopresina, hormona que puede subir el cortisol. Registraron también un aumento en el número de linfocitos (glóbulos blancos).

Los del masaje suave experimentaron aumento de la oxitocina, hormona ligada al placer, y una baja de corticotropina, hormona que estimula a que las glándulas suprarrenales secreten cortisol.

En 2005 ya se habían hecho estudios que determinaban que los masajes disminuían la presión arterial. Qué mejor que un masaje relajante.