(043) La evolución de la cirugía estética

Desde que las mujeres se martillaban la nariz en secreto, hasta los “ofertones” estéticos que se ofrecen hoy.

Hoy es más fácil acceder a la cirugía cosmética, por el precio y la evolución en las intervenciones, pero cuando recién surgió la plástica, no era tan directo y estaba destinado principalmente a los mutilados en guerras, no a la belleza.

Por eso es que se instauró en forma profesional durante la Primera Guerra Mundial, por la gran cantidad de heridas que tenías los soldados en sus rostros. Ese hecho forzó la formación de centros especializados en reconstrucción de heridos tanto en Europa como en Estados Unidos, donde esta especialidad no estaba reconocida. En estos centros surgen grandes cirujanos plásticos como Morestin, Sir H. Gillies, y V.H. Kazanjian creadores del instrumental y de las técnicas de reconstrucción que aún hoy se usan. Durante la Segunda Guerra Mundial, el campo de la cirugía plástica se incrementa y deja de estar destinada únicamente a la reconstrucción máxilofacial y a los saldos que dejaban las batallas. Comienza la era de la belleza.

Padget, un dermatólogo inventó en 1939, junto a Hood, un ingeniero mecánico, un aparato que tomaba injertos de piel de un espesor constante para reconstruir y respingar la nariz. Pero la idea de cuerpos bellos y perfectos existía mucho antes que las guerras, éstas sólo sirvieron de escenario para desarrollar las técnicas que más tarde utilizarían los cirujanos en las caras de miles de mujeres, y hombres, alrededor del mundo que buscaban parecerse a las actrices de Hollywood.