Futbolistas chilenos: ¿agradecidos o mamones?

El editor de Ferplei Pelotazo quiso colaborar con nosotras y nos cuenta todo sobre los futbolistas nacionales.

No hay que ser un asiduo televidente o lector de diarios y revistas para conocer a Alicia Zamora. La mamá de Iván Zamorano ha sido fundamental en la vida de “Bam Bam”, sobre todo desde el momento en que falleció su padre, Luis Zamorano.

Por lo mismo el ex delantero siempre se muestra orgulloso de su madre cada vez que tiene la oportunidad y durante su carrera la llevó a recorrer los países donde él jugó: Suiza, España, Italia y México.

Durante los ’90 fueron invitados a numerosos programas de televisión y entrevistados por diversos medios escritos. Cómo olvidar cuando Zamorano recordaba las cazuelas de Doña Alicia en tiempos que él jugaba en el Real Madrid.

De esta forma dentro de los futbolistas chilenos Iván es un ícono entre los que gritan a los cuatro vientos: qué grande es mi madre!!!

Ya en esta década otros referentes de la pelotita en nuestro país como Gary Medel, Arturo Vidal o Mark González también han mostrado públicamente la admiración por la mujer que los trajo al mundo, aunque ellas no han llegado a ser tan mediáticas como Doña Alicia.

Ante eso algunos plantean que los jugadores criollos son “mamones” y ahí comienza la discusión, porque creo que más que eso, son tipos sumamente agradecidos.

Muchos provienen de familias donde el dinero jamás sobró, más bien faltó, y cuando llegaron a ver los billetes en abundancia de la primera que se acordaron fue de sus madres. Cuando Gary Medel partió a Argentina tras firmar en Boca Juniors (2009) su puso a llorar como niño junto a Marisol Soto. Y no era para menos, si ella lo crió hasta ese día.

Por ello no sorprendió cuando el “Pitbull” le dijo a su madre que escogiera la casa que quisiera para vivir el resto de su vida. Daba lo mismo lo que costara, lo importante era retribuirle de alguna forma todo lo que ella había hecho por él.

Ahí está lo central… “devolver la mano”. Porque Vidal apenas supo que partía al Bayer Leverkusen (2007) llevó a Jacqueline Bravo con él para que conociera Alemania. Ella misma reconoció a los medios por esos días que sólo había viajado a Paraguay, pero gracias a Arturo llegó a Europa.

Y cuando la mamá no está con el hijo, bien vale su nuera. Así le pasa a Lorena Hoffman, madre de González, ya que su hijo vive en Rusia con su pareja Maura Rivera. Ella por supuesto, la aprueba y está feliz porque Mark haya encontrado su media naranja.

Tal como Doña Alicia está feliz con María Alberó. Claro que Iván ya no recorre el mundo haciendo goles y ahora lo tiene en Chile para disfrutar de él y sus nietos. Lo mismo que algún día les podrá pasar a Marisol, Jacqueline y Lorena.