Actualidad

Sebastián Arrau, el hombre tras la Primera Dama

Se consagró con Tentación, pero se disparó como pluma hit con Machos.

En un país demasiado acostumbrado a decir “una teleserie de Claudia Di Girolamo” (o de la estrella actoral de turno), y flojo para leer entre líneas, poco se habla del guionista que se anochece escribiendo escenas en su laptop, y se amanece pensando en el organigrama de ese género llamado telenovela, ya instaurado -para bien o para mal- en nuestra cultura pop.

Sebastián Arrau (35) es uno de ellos. Y de los grandes. O históricos. Empezó a escribir teleseries en 1999, cuando tenía 24 años, debutando con Cerro Alegre. Se consagró con Tentación, pero se disparó como pluma hit con Machos, hoy exportada a España y Latinoamérica.

Ahora se apronta a estrenar Primera dama, en Canal 13. En su paso por Chile desde Nueva York, donde vive hace cuatro años, Sebastián se dio una pausa promocional para hablar con Belelú.

¿En quién te inspiraste para construir el personaje de Primera Dama?
El concepto es el tema de la mujer y el poder. Sabina, la protagonista, está inspirada en varias de esas mujeres que busca desesperadamente el poder, pero no a través del éxito profesional personal, sino a través de la seducción al hombre poderoso. Existen muchas y que usan distintas armas.

No me digas que no hay algo de la Cecilia Bolocco en su etapa Menem…
Eso se pensó, porque en un comienzo esta historia iba a ser una coproducción con Argentina, y trataba sobre una chilena que pasaba al otro lado de la cordillera y seducía al candidato a presidente. Puede tener algo de Bolocco, pero tiene mucho más de Carla Bruni y otras Primeras Damas del mundo.

¿Qué nuevo querías aportar en la ya clásica historia mil veces contada de la chica buena que llega a la ciudad a escalar?
Lo entretenido de este guión, es que se cuenta en dos tiempos. Por una parte habla de cuando Sabina ya es Primera Dama, y su marido Presidente sufre un atentado, así que la posibilidad de seguir siéndolo se ve amenazada, y como esta mujer con dientes y garras quiere afirmarse al poder; y la otra es su escalada de provinciana a seducir al futuro presidente. No es solo la historia de la joven ambiciosa, sino también de la mujer que lo logró, y que ya no puede vivir sin poder y se aterra frente a la idea de volver a ser la que fue.

¿Crees que el poder en un hombre es el mayor sex appeal para una mujer?
Creo que para muchas sí lo es, pero sobre todo cuando tienen una carencia de seguridad y afectos, que las hacen imaginarse completas solo con un hombre poderoso al lado. Hay muchas otras mujeres adictas al poder, pero por medios propios, sin depender de un hombre. Mujeres de personalidad más fuertes, y que muchas veces están solas. Las mujeres como Sabina, prefieren que el macho haga la pega por ellas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos