Mujer: ¿Sexo débil?

La nueva columna de Rodrigo Jarpa.

(cc) tibchris

Quizás dentro de las motivaciones que me llevan a escribir esta columna, esté el hecho de que como muchos; mi primer amor fue una mujer y mi primer enemigo fue un hombre…

Muchas veces me he cuestionado el planteamiento de que la mujer sea el sexo débil. ¿No será esto una proyección del hombre en la mujer? Si tomamos por ejemplo el funcionamiento sexual y la respuesta, nosotros, los hombres, una vez que eyaculamos, como un componente normal de la respuesta sexual, perdemos nuestra erección lo que nos imposibilita fisiológicamente de seguir con el coito. Esto siendo de gran importancia en una cultura eminentemente coito céntrica.

Por otro lado las mujeres son mas resistentes al dolor, viven mas tiempo, ellas traen los hijos al mundo y los científicos saben desde hace dos décadas sobre la llamada “desventaja masculina”: en los recién nacidos de bajo peso, los hombres son más afectados que las mujeres.

“Los mecanismos biológicos que contribuyen a la desventaja masculina o ventaja femenina no se han aclarado. Hasta que la ciencia racionalice las circunstancias masculinas y femeninas, el objetivo de la naturaleza permanecerá a oscuras”, declaró el doctor David Stevenson de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California.

Otro estudio demuestra que ante la belleza femenina se nubla la capacidad masculina y el hombre se vuelve vulnerable: La visión de una mujer atractiva es todo cuanto se necesita para arruinar la capacidad de decisión de un hombre, y a mayores niveles de testosterona, peor.

La revista científica italiana “Riza Psicosomática” señala que: “En una pareja, de los pequeños grandes problemas cotidianos hay una sola cosa cierta: la mayor tenacidad y las decisiones son características todas femeninas, mientras que el varón se revela como el nuevo sexo débil.”

También se plantea que: completan más trabajos, son mejores empresarias, tienen mejor audición, tienen más destreza con las manos, son mejores testigos, ven el panorama completo. Etc.

Y como estos, existen muchos estudios e investigaciones contrarios al mensaje que se desprende de la imagen de la mujer creada a partir de una costilla del hombre…

A nivel cromosómico las mujeres son xx y los hombres xy; ¿No “envidiaremos” esa patita que nos falta? “Los investigadores han empezado a reconocer que las enfermedades pueden expresarse de manera diferente en hombres y mujeres y que no todas las diferencias pueden explicarse sólo por las hormonas”, explicó Migeon, quien desde hace años se dedica a las investigaciones genéticas en la prestigiosa universidad John Hopkins.

Y desde el humor me remito al psicoanálisis que plantea la envidia del pene; pero justamente por tener vagina, las mujeres pueden tener todos los penes que quieran.