Actualidad

En Italia se pelean las obras de arte

Todos quieren ser los dueños de las obras (de los millones de euros que reportan).

-¿A quién le pertenecen el David de Miguel Ángel y el Coliseo de Roma? A Miguel Ángel, el primero y a Roma, el segundo. Sería la respuesta lógica, pero nada es tan obvio y al parecer ni los mismo italianos saben de quién son estas obras de arte y arquitectura.

No es tan raro querer determinar quién es el dueño de este tipo de cosas y para eso están las leyes de propiedad intelectual que, en Chile al menos, dicen que una obra (libro, música, escultura, pintura, fotografía, ensayos…) le pertenece al creador sólo por el hecho de haberla creado (propiedad moral) y le seguirán perteneciendo por 50 años más a partir de su muerte y es la familia quien se hace cargo cuando el artista fallece. Después de ese período, las obras pasan a dominio público.

Siendo así, se entendería lo de el David, porque ahora sería de Florencia, donde está ubicado, pero Italia tiene leyes diferentes a las nuestras. Por eso es que el Estado Italiano y la ciudad de Florencia, se disputan su propiedad y más que la escultura en sí, lo que les preocupa son los ocho millones de euros que recibe la galería estatal la Academia de Florencia que tiene al David como la pieza fuerte en exhibición.

El ayuntamiento (la municipalidad) de Florencia hace años que reclama los beneficios que reporta esta galería, la segunda más importante de la ciudad, porque son ellos los encargados de mantenerla. Esto tiene al alcalde, Matteo Renzi, peleando con el gobierno quienes dicen que el ayuntamiento no puede considerarse heredero directo de la obra porque el Estado pagó 400 florines a Miguel Ángel en 1504. Matteo Renzi, dijo al diario Quotidiano Nazionale que “las cartas no son claras, son clarísimas. El David es nuestro”.

Con el Coliseo (Anfiteatro de Flavio) sucede algo similar: el ministerio de cultura pelea con la municipalidad por el derecho de la gestión de los Foros Imperiales y otros bienes arqueológicos de Roma. El ministerio negó la posibilidad de ceder sus derechos y criticaron las ganas de lucrar del ayuntamiento. Además dijeron que la gestión del monumento pertenece al Estado.

Pero, como sucede con el David, el tema surge por un asunto de dinero: más de 30 millones de euros gracias a los 3,5 millones de turistas que van cada año. De esa plata, la municipalidad reclama el 30% para invertir en la mantención de monumentos arqueológicos.

En 1501, cuando Miguel Ángel hizo el David y en año 70 d. c. cuando comenzó la construcción del coliseo, tal vez no pensaron que una estatua que representa el momento en que David se prepara para pelear con Goliat y que un sitio donde peleaban gladiadores, iban a protagonizar una polémica de propiedad tantos años después y menos por un asunto de euros.

Tags

Lo Último


Te recomendamos