Consejos para una alimentación sana

(cc) Flickr.com/jaguardelplatanar

Tómate tu tiempo, no hay que comer apurado porque el cerebro se tarda en mandar la señal de estar o no satisfecho. Lo mejor es conversar mientras comes o leer si estás sola, para disfrutar más.

No es necesario acabar todo el plato, estamos acostumbrados a no dejar ni rastro de comida, lo que está muy bien si la porción es la adecuada, pero cuando no lo es y nos dan un plato enorme, lo acabamos igual. Es mejor guardar lo que no pudiste comer, que atragantarte con tata cosa.

Lee las etiquetas, nos dan la información nutricional necesaria.

No comas directamente de la caja o envase porque no te mides y al final no sabes cuánto comiste. Lo mejor es servir una porción, así calculas.

No comas solo cuando quieras alimentos ricos en calorías. Es mejor compartir los chocolates y helados.

Porciones pequeñas en las comidas (plato de ensalada).

Compra pequeño también.

Si te gustan las porciones grandes, llena tus platos con vegetales, usa poco aderezo. También puedes tomar un plato grande de sopa.

Completa tus platos con frutas y verduras.