Pregunta: ¿Cambió tu percepción del amor con las comedias románticas?

Las comedias románticas arruinan la visión de las relaciones de los australianos.

(c) IMDb

Warner Home Video lanzó en Australia el DVD de “Valentine’s day” y con eso aprovechó de realizar un sondeo para determinar cómo se relacionaban sus comedias románticas con la percepción que tiene la gente de sus propias relaciones amorosas. De los mil encuestados, la mitad dijo que ese tipo de cintas habían arruinado su visión de la “relación ideal” porque el “felices por siempre” afectaba sus experiencias: uno de cada cuatro dijo que hacían que la pareja esperara que el otro supiera siempre qué estaba pensando; uno de cinco dijo que sus parejas querían que les llegaran flores sólo porque sí.

Y puede que tenga razón la encuesta, porque sí que nos ilusionan con el hombre perfecto y la relación ideal, pero en la vida real difícilmente te encuentras con el amor de tu vida después de chocar con él porque estabas mirando para otro lado; ni te lo topas en la caja del supermercado comprando chicle; o te equivocas de habitación en el hotel y justo estaba la mujer de tus sueños quien, por supuesto, te dice que te quedes (claro, porque ¿quién no a hecho eso?) y surge el amor instantáneamente.

En las comedias románticas las parejas se casan en los últimos diez minutos de filme, después que se odiaron los primeros 40. Porque hay que decirlo, todas parten con una pelea de los involucrados que los distancia “a muerte”. Se dicen que se odian, reafirman su rechazo hacia el otro yendo a los mismos lugares con otras parejas, se pelean… hasta que un día, siempre en medio de una discusión, descubren que se aman y se dan un beso apasionado. Aunque pude suceder, es pura ficción. Pero igual las vemos porque soñamos con que un día aparezca ese príncipe azul con el que nos casemos (siempre se casan) a los pocos meses de conocernos y en una ceremonia enorme (que llama la atención, porque con el poco tiempo que tuvieron desde que terminó la etapa de “guerra” entre los protagonistas, difícilmente podrían haber preparar algo tan espectacular, pero es cine).

Cada día se suman más cintas del estilo a la eterna lista de filmes que nos han hecho creer que el verdadero amor aparece después de un encuentro casual y apasionado. Y por eso mismo es que los australianos dicen que películas como “Notting Hill”, “Bajo el sol de la Toscana”, “My fair lady”, “¿Qué pasó entre tu padre y mi madre?”, “50 primeras citas”, “Charada”, “Mi gran casamiento griego”, “Marley y yo” o “Grease” (y un largo etcétera que involucra principalmente a Holywood), les cambiaron su visión de las relaciones y que ahora las ven con desconfianza porque piensan que en realidad lo que muestra la pantalla grande no pasará y encima ilusionan falsamente a la pareja que espera que se comporten como los protagonistas de las historias.

¿Han cambiado la percepción de ustedes?