Dos sueldos, ningún hijo: parejas que no quieren ser padres

Familias de a dos. (cc) pablitux

(cc) Flickr.com/Marisali

-Una mujer y un hombre que, en lugar de formar familia, esperan crecer profesionalmente, viajar y no desaprovechar oportunidades. Así se define a los DINK (double income, no kids).

“¿Y cuándo vienen los niños?”, típica pregunta de los padres, amigos y demás parientes de la pareja que lleva unos años juntas y aún no tiene descendencia. ¿Por qué la gente mirará a la paternidad como el paso obligado o “lógico” a seguir dentro de una relación? Los DINK lo toman como una opción, nunca como algo implícito.

Esta tendencia está muy desarrollada en Estados Unidos, China, Canadá, Japón, España e Italia donde las parejas postergan la llegada de los niños, o de frente la rechazan, para formar una carrera profesional y laboral sólida, por ambiciones económicas, porque un tercer integrante puede desequilibrar aquello que tienen o porque no quieren que más niños crezcan en un mundo hostil.

El libro “Familias de Dos”, de Laura Caroll batió récords de ventas en Estados Unidos, país con 31 millones de matrimonios sin hijos según la American Demographics Magazine. El mismo éxito tienen los sitios que promueven esta tendencia: anti-hijos, Childfree o The Childless Revolution.

No podemos decir si es bueno o malo, finalmente es decisión de cada pareja. Si ellos creen que podrán llevar una vida plena sin descendencia, entonces sólo nos queda respetarlos y más si es que reconocen que no podrán darle el tiempo y cuidado necesario a ese bebé. Bajo esa lógica suena mejor no tener hijo si no van a ser capaces de darles un espacio en sus vidas.

Para algunos estas parejas son narcisistas, egoístas y ambiciosas, fijadas únicamente en el consumo y el crecimiento exagerado que pueden alcanzar. Para otros, son ideales: al comercio obviamente que le interesa este mercado, porque tienen un presupuesto mucho más holgado y por lo tanto se pueden dar los gustos que quieran. Están también quienes los miran como un problema porque la tasa de fecundidad está bajando demasiado y por lo tanto la población se envejece cada día más.

¿Qué opinan ustedes, solos o con hijos?