Matrimonio gay en Chile: Sí, acepto (debatir)

Mª José Viera Gallo expone lo que ocurrirá en algún momento en Chile, el debate está instalado.

(cc) nerdcoregirl

Tarde o temprano el enorme eco del matrimonio gay aprobado en Argentina, tenía que cruzar la cordillera. Tarde o temprano un representante del progresismo –bien senador PS Fulvio Rossi!– debía pronunciar la palabra vetada (matrimonio) y destapar un debate que parecía dormir plácidamente en bien intencionados pero inocuos, proyectos de unión civil. Tarde o temprano el artículo 102 del Código Civil que establece que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, estaba destinado a ser repensado y discutido por toda la opinión pública.

Tarde o temprano la cuestión gay en Chile no podía reducirse a un mero trámite patrimonial, como lo pretendía el Ministro Larroulet desde La Moneda.

Tarde o temprano, explicaciones tales como “no es el momento de plantear el tema” o “la sociedad chilena no está preparada” – del PS Osvaldo Andrade o el DC Juan Carlos Latorre (ya sabemos lo que piensa la derecha)-resonarían como una retórica muerta, más cercana a la transición de los años 90 que al 2010.

Tarde o temprano obispos y movimiento gay tenían que chocar entre sí sin miedo a sacarse mutuas ronchas (sino, miren el tono de lo que se alcanzó en la tele argentina). Tarde o temprano, a fuerza de acostumbrarnos al debate, se cuidarán más las palabras; Movilh no se defenderá atacando de pedófilos a los curas y el Arzobispo Errázuriz se lamentará de haber tildado de “aberrantes” a las parejas gay.

Tarde o temprano lo único aberrante será no hablar del tema.

Tarde o temprano habrá que apagar el computador y salir a la calle, queridos y queridas, gays y heteros, pro o contra.

Tarde o temprano este debate llegará a puerto; el éxodo de parejas gay viajando a Mendoza para casarse parecerá un turismo emocional exótico y esas parejas de amigos o tíos que vivían frente a la ley como “eternos roomates” nos invitarán a su boda o unión, sin que eso sorprenda a nadie.

Tarde o temprano.