“Sex positive”: de ninfómana a abstemia

Hace un tiempo proclamaba la liberación sexual, hoy promueve la virginidad. / (c) boston.grubstreet.com

(c) The Hardvard Independent

-Lena Chen (en la foto) es la bloggera de sexo más conocida en la red y ahora da conferencias sobre lo bueno que puede ser la abstinencia y la virginidad.

Lena tiene 22 años, estudia inglés y sociología en la Universidad de Hardvard y desde 2006 comenzó a escribir su blog “Sex and the Ivy” donde contaba sus experiencias sexuales en primera persona, la depresión y lo que significa ser estudiante en la mejor universidad del mundo. Muchos la criticaron y tildaron su sitio de “moralmente reprobable”, aún así llegaban 2.000 lectores cada día a su página Web para saber en qué andaba Lena.

Y claro, esa es la pregunta que surgió cuando comenzó a proclamar la abstinencia ¿En qué anda ahora Lena Chen? No digo que haya que tener una vida sexual tan activa como la de esta escritora digital, sino que es raro que ahora promueva la virginidad después de publicar su vida en forma tan abierta.

¿Se puede dejar la exposición después de tantos posteos? Claro que sí. Lena no se arrepiente de su blog, pero se dio cuenta que exponerse de esa manera ante miles personas, le jugó en contra y perdió mucho por eso. Dice que lo hacía porque sentía la necesidad de agradar. Ahora en sus conferencias sobre virginidad, habla de lo importante que es repensar la sexualidad y que no te juzguen por tu comportamiento.

La generación un poco menor que la de Lena se revelan muchísimo menos en la Web: según un estudio de Pew Internet, sólo el 14% de los adolescentes tiene un blog, comparado con el 28% que los tenía en 2006. Según la revista Salete, los jóvenes se preocupan de su futuro y el desarrollo de sus carrera, por eso no pueden publicar cualquier cosa en la red, dicen que les podría traer problemas a la hora de buscar trabajo.

Chen comenzó “Sex and the Ivy” en su segundo año de carrera. Tenía mucho éxito entre las mujeres de la universidad y estaba consciente que su reputación no era de las mejores. En los comentarios comenzaron a aparecer fotos de ella desnuda, un ex novio trastornado y golpes de parte de sus compañeros. Las amenazas hicieron que esta bloggera dejara Hardvard por un tiempo.

Su vida cambió: comenzó a salir en forma seria con un chico de post grado, tomó la convivencia como opción e incluso pensó adoptar un bulldog. La que un día se hizo llamar Ninfómana de corazón sangrante, hoy habla sobre la Tercerra ola feminista radical y marxista.

Ahora tiene una visión positiva hacia la abstinencia: “¿Qué pasa si necesitas esa virginidad a los 18 para aprender a conversar con tu pareja a cerca de cómo él nunca ha tenido relaciones?”, dijo Chen en una de las conferencias. Es entonces que entendemos por qué pasó de ninfómana a abstemia: para entender al otro.