10 consejos para superar un día terrible

(cc) GoodMoon

Siempre va a existir un día en la semana que todo sale mal. Hablo de ese momento cuando te despiertas 20 minutos tarde para ir a trabajar, luego te das cuenta que se te acabó el gas para la ducha caliente, se te estropea la cafetera y te vas a la oficina sin desayunar, luego al tomar el metro te das cuenta que como saliste 20 minutos tarde la multitud que también se quedó dormida y otros cuantos que tienen otro horario de trabajo no te dejan subir al vagón. Para más remate cuando llegas a presentarte donde tu jefe recuerdas que olvidaste el informe que te pidió el día anterior y así sucesivamente.

Bueno para superar estos terribles acontecimientos te comparto estos 10 consejos que encontré en el sitio de la magnífica Oprah y de seguro te harán sentir mejor. Lo importante es que pongas de tu parte y sigas las sugerencias al pie de la letra.

Saca las fuerzas de flaqueza de tu interior: Todos los seres humanos tenemos un espíritu intrínseco de sobrevivencia. Algo que nos hace sacar energías y principalmente ánimo desde nuestras entrañas y nos permite sentirnos mejor.

Habla con un extraño: En un bar, gimnasio, en la parada de autobús, el taxista, un psicólogo alguien a quien le puedas contar todas tus desgracias de este maldito día y que no te juzgara porque no te conoce. Eso si que ayuda, desahogarse es la clave.

Mira a tu alrededor: Ayuda a alguien y verás como cambia tu perspectiva.

¡Ayúdate a ti mismo! Por ejemplo, llena tu tina de agua tibia, échale sales aromáticas y relájate.

Arrienda una película: Obviamente debería ser una comedia jocosa, de esas que te hacen reís sin dejarte respirar.

Aléjate de la cocina: Si cada vez que tienes un mal día te vas directo al refrigerador en busca de chocolates, pastel, comida china o lo que sea ¡No lo hagas! Después tu depresión será peor cuando no puedas bajar de peso.

El sarcasmo nunca está de más: Si el culpable de tu mal día está frente a tí disfruta del sarcasmo y la ironía… te ayudará a desahogarte sin dejar de ser una dama.

Tener algo por qué llorar está bien: Imagínate no tuvieras porque sentirte bien o mal, lo que te pasa ahora significa que estás ¡Viva!

Confía en ti: Nadie te puede frenar tu puedes lograrlo todo y para hacerlo tiene que haber un camino complejo que luego te dará frutos.

Olvídate de lo que no puedes hacer: Acércate a tus 3 mejores amigos y diles que te enumeren cuáles son tus súper poderes. Verás que tu estado de ánimo y de confianza cambiará inmediatamente.