Estrés y Yoga en las oficinas

Libérate de las tensiones diarias desde tu escritorio

Santiago de Chile. Cada día más gente, más autos, más distancias que recorrer. La vida se torna cada vez más competitiva, y lejana de un ritmo natural, y eso va dejando su huella. Podemos tomar vacaciones, salir a divertirnos, ir al SPA, contratar un masaje, o hacer todo lo posible para llegar a esa clase de yoga que va a comenzar sin importar si ese día hubo que quedarse unas horas extra en la oficina. Pero ¿qué pasa si esa clase de yoga llega a tu oficina?

Un estudio piloto hecho en la Universidad de Massachusetts sugiere que 20 minutos al día de una clase guiada de meditación y yoga combinado con un programa de 6 sesiones grupales semanales puede disminuir la sensación de estrés en más de un 10%, y mejorar el sueño de un grupo de empleados sedentarios. Después de 6 semanas los participantes reportaron un alivio en la sensación de estrés y reportaron una mejora en la calidad de sueño, en comparación a un grupo de control que no vivió la intervención.

La líder del estudio, Maryanna Klatt y profesor asistente de la Clínica Allied de Medicina de Ohio, EEUU y su equipo están juntando información preliminar para poder más adelante aplicar la metodología en otras poblaciones expuestas a altos niveles de estrés , como pacientes de cáncer, enfermeras y estudiantes de escuelas de alto riesgo social. El estudio implica recolectar información desde el participante, además de recolectar muestras biológicas para determinar si la intervención afecta los niveles de la hormona del estrés, cortisol.

Como el estrés crónico está asociado a enfermedades crónicas, estos estudios buscan reducir el estrés antes de que se genere una enfermedad. Y sobre todo ayudar en la calidad de vida actual y en el bienestar general de la población.

Parece que después de todo los Yogis de India no estaban tan alejados de su Nirvana, y con estas pequeñas modificaciones, el hombre moderno se acerca, a su manera, a la sensación de paz y bienestar, es decir, el estado de ánimo opuesto al estrés.