Hacer el amor no es igual a hacer política

¿Hasta dónde influye tu relación amorosa en tu trabajo?

(c) www.ps.cl

Carolina Tohá lo tiene claro: no se puede hacer política en la cama.

Su renuncia a competir por la presidencia del PPD a favor de la postulación de su marido Fulvio Rossi como presidente del PS, es un capítulo imperdible de una teleserie que ha tenido otros picks; una pelea matrimonial en la cámara de diputados, rumores de separación y reapariciones públicas como las caras más fresh y brillantes de la renovación de la centroizquierda.

¿Puede un matrimonio dirigir los partidos de un mismo conglomerado? Carolina opina que “no es adecuado“. Es más, dice que hay conflicto de interés, tal como lo declaró este domingo en el programa de TV Tolerancia Cero.

Mientras la derecha escribe libros a dúo (Allamand y Cubillos: “La Estrella y el Arcoiris…”), Carolina y Fulvio prefieren separar aguas. ¿Por qué no se bajo él en lugar de ella? LUN sostiene que el de Carolina fue un acto de amor. Otros culpan el machismo de su marido y éste se defiende muy bien alegando que los machistas son quienes creen que su mujer no se manda sola.

Hay también -como es de esperar-especulaciones políticas ¿Le sirve a la mejor carta presidencial de la Concertación (ella) apartarse de las trincheras partidistas y resguardar su carisma para el 2014?

Hillary y Bill Clinton, pareja estrella de la política norteamericana, podrían dictar una asesoría sobre el tema.

Foto Destacado: (cc) Eduardo Frei