¡Bienvenido Otoño!

(cc) JorgeMiente.es

Todos los años espero que llegue el otoño. Lo encuentro tan romántico, nostálgico, especial. Los colores me sobrecogen, es increíble todo lo que la naturaleza tiene para darnos y sorprendernos, momentos simples pero magnánimos.

Lentamente, vamos observando la transformación de la flora de nuestra ciudad. Basta que corra una pequeña brisa para que las hojas vuelen y conviertan la calle en todo un espectáculo.

Cuando iba al colegio lo mejor era esta temporada porque a la salida, mientras caminábamos con mis amigas rumbo a nuestras casas pasábamos por una gran avenida donde se posaban imponentes cientos de árboles, creo que son plátanos orientales -en esa época de mi vida no les tenía alergia- y en el suelo se hacían pequeños cerros de hojas, nosotras corríamos hacia ellos y nos tirábamos encima, era un verdadero colchón de hojas el que nos recibía.

También recuerdo que agarrábamos un montón de hojas, las tirábamos hacia el cielo y luego caían como una lluvia. Era mágico. El otoño es, definitivamente, mi estación del año preferida.