Beneficios de una cerveza bien helada

Lee las excusas perfectas para tomar cerveza

(c) roguerundown.wordpress.com

Qué cosa más rica disfrutar de una cerveza bien helada, ideal en los días en que el termómetro marca altas temperaturas. Me declaro fan de esta deliciosa bebida, la que en los últimos años ha cautivado mucho más a las mujeres, con una variedad de tipos y sabores.

Buscando datos acerca de este exquisito brebaje, encontré en la página mexicana Malterías Unidas que la cerveza es la bebida más ligera después del agua, tiene un bajo contenido en calorías (aprox. 42 Kcal. por 100 ml), bajo grado de alcohol, no contiene grasas ni azúcares y sí una cantidad importante de hidratos de carbono, vitaminas y proteínas; por lo que su “consumo con moderación” es benéfico para la salud humana y claramente recomendable para cualquier dieta equilibrada.

Sus principales beneficios para nuestra salud:

  • Compuestos proteicos: Es un buen suplemento para una dieta de bajo contenido proteico.
  • Minerales y elementos trazas: La cerveza contiene más de 30 minerales, la mayoría de éstos se originan en la cebada malteada. Un litro de cerveza satisface casi la mitad de las necesidades diarias de magnesio de un adulto, y un 40% y 20% respectivamente de las necesidades diarias de fósforo y potasio. Al ser baja en calcio y rica en magnesio, tiene valores preventivos contra todo tipo de enfermedades del corazón y contra la formación de cálculos y piedras en las vías urinarias.
  • La cerveza también contiene ácido fólico, auxiliar en la prevención de la anemia.
  • Vitaminas: contiene todas las vitaminas importantes del grupo B, además de las vitaminas A, D y E. Por ejemplo, con un litro de cerveza se cubre el 35% de la necesidad diaria de Vitamina B6, el 20% de la de B2 y el 65% de la de niacina.
  • Gas carbónico: La cerveza contiene aproximadamente 0,5 g de CO2 por 100 g. de cerveza. El gas carbónico favorece la circulación sanguínea de la membrana mucosa bucal, promueve la salivación, estimula la formación de ácido en el estómago y acelera el vaciado de estómago, todo ello favorable para una buena digestión.
  • Polifenoles: Son efectivos contra las enfermedades circulatorias y el cáncer. La ingesta de flavonoides presentes en buena cantidad en la cerveza, está relacionada con el incremento de la calcitonina. Estos evitan la pérdida de masa ósea tras la menopausia al aumentar la actividad de las células que construyen el hueso y disminuir la de las destructoras.

Y ¿sin alcohol?

Al igual que la cerveza tradicional, la que no contiene alcohol está provista de ácido fólico que previene los riesgos de enfermedades cardiovasculares, previene la anemia, estimula el apetito, evita el estreñimiento y ayudan en los procesos de calcificación.

La cerveza sin alcohol es recomendada para las personas que practican algún deporte, siguen una dieta, para las mujeres embarazadas o que están en la etapa de lactancia; así como quienes por prescripción médica, no pueden ingerir alcohol; de igual forma es muy adecuada para las personas que tienen que manejar pero desean probar el sabor de la cerveza.

Ya saben, ahora a disfrutar de esta rica bebida y dar cátedra de sus variadas propiedades.