Actualidad

El matrimonio está en crisis

Ayer estuve conversando con algunos amigos mientras parrillábamos y me preguntaron que cuando me casaba, respondí que eso obviamente no estaba en mis planes.

La mayoría de los comensales cree en la unión legal de las parejas, de hecho varios están casados. Me argumentaban que la estabilidad y seguridad de las familias depende mucho de que los padres estén casados. Pero me complica un poco pensar que este sea un factor fundamental para tener una familia que se ama, que se escucha, que se comprende y se apoya.

Además, según las cifras ¡las cosas no son tan color de rosas! El Registro Civil chileno publicó información clave sobre este tema; los matrimonios han disminuido 67% aprox. en comparación con el año pasado. Si el 2008 eran casi 60 mil las parejas que pisaban el palito este año la cifra no alcanza los 40 mil.

Y este fenómeno no sólo se observa en Chile ya que en nuestro país vecino las cosas son muy parecidas. Según lo publicado por el sitio argentino Página 12 un estudio reveló que “entre 1990 y 2005 bajó de 7,3 a 4,9 matrimonios por mil habitantes: en 15 años experimentó una disminución del 33 por ciento”.

Me pregunto qué es lo que está pasando ¿Por qué dejamos de creer en el matrimonio? Tal vez por los ejemplos que hemos visto, por los fracasos que se podrían haber evitado tomando decisiones más argumentadas, pero se supone que si te quieres casar con tu pareja es porque la amas y no te importa nada más que estar con ella para siempre, entonces no queda espacio para las cifras ni estudios de universidades.

A propósito de cifras hoy en La Tercera salió una encuesta del Centro UC de la Familia donde dicen que el 80% de los jóvenes quiere casarse, obviamente esta encuesta choca con los datos entregados anteriormente pero fue realizada a 409 estudiantes de derecho de universidades chilenas públicas y privadas el universo de esta encuesta es muchísimo más reducida y sesgada a una sola carrera profesional, que es tradicional por cierto.

Yo personalmente no creo en el matrimonio o pensándolo bien creo que le temo. Implica tantas cosas que en este momento no estoy dispuesta a asumir.

Tags

Lo Último


Te recomendamos