Suri Cruise: Niña o celebridad

suricruisehighheels04280x391.jpg

(c) INFphoto.com

Hablar de las celebridades asumo que no es algo muy productivo y menos una labor social, sin embargo, muchas veces se torna entretenido. Obviamente, no sigo la farándula barata que muestran todos los días en los canales de señal abierta, la encuentro aburrida y además se basa solamente en temas sexuales que es un tópico fácil sin mucha trama más allá que una película porno.

En cambio las grandes celebridades a veces sacan situaciones realmente sorprendentes, claro que esto va directamente relacionado con la incomparable cantidad de dinero que manejan, por lo tanto hacen cosas más excéntricas y no les importa nada.

Pero una cosa es comentar de estas personas adultas que son parte de esta vorágine de manera voluntaria y otra es meter a los niños en el mismo saco. Existe una pequeña princesita del siglo XXI que constantemente está apareciendo en portadas y programas de farándula siendo criticada por adultos como si fuera una de ellos.

Me imagino que conocerán a Suri Cruise, hija de Tom Cruise, esta pequeña ha sido centro de rotundas críticas y he visto como los medios amarillistas ingleses y norteamericanos están preocupados de todo lo que hace, como sale vestida a la calle, si tiene esmalte en las unas, si tiene los labios pintados o no. Yo encuentro que esas prácticas son típicas de las niñas.

Dicen que tiene un ala completa de la mansión para ella sola, que su armario cuesta más de un millón de dólares, que maneja a su madre, Katie Holmes, a su antojo y que está siendo criada bajo la pseudo religión de la cual su padre es segundo eslabón: Cienciología. En realidad creo que eso a nadie le incumbe más que a su familia directa.

Cuando niña no tuve el closet de 1 millón de dólares que tiene Suri Cruise pero la hermosa infancia jugando a hacer pasteles de barro libremente no me la quita nadie.