Los miedos del primer depto.

apt07decotips1lg280x373.jpg
¿Recuerdan que hace una semana les conté que estaba buscando el departamento perfecto? Después de tanto rebuscar, perder decenas de horas de colación y después de la agotadora jornada laboral entrevistarme con variados corredores y dueños ¡creo que lo encontré!

Está ubicado en el barrio universitario -para recordar viejos tiempos- tiene dos dormitorios, balcón, estacionamiento, bodega, piscina, gimnasio, conserje 24/7 y una vista privilegiada a los juegos artificiales del la Torre ENTEL.

Se supone que mañana a las 9.30 a.m. es la firma del contrato y me siento más angustiada que nunca. No se que me pasa. Es primera vez que me embarco en esta forma de negocio y comienza a darme miedo. Me imagino que debe ser lo mismo que les pasa a las chicas en vísperas de su matrimonio; se me vienen encima las inseguridades con la diferencia que este contrato es por un año y no para toda la vida.

Qué pasa si no me caen bien los vecinos, si no me dejan hacer reuniones sociales, si me echan de la pega y no tengo con qué pagar. Y anoche hablé con mi pareja y por su voz caché que está en la misma.

¿A alguna de ustedes le ha pasado esto? Agradecería mucho que me contaran su experiencia para ver si es normal o un mal presentimiento.