Actualidad

¿Simplemente no te quiere?

Quienes no han visto esta película, no se preocupen, no pretendo dar un resumen de ella, ni contarles el final de la historia. El argumento es lo que nos interesa en esta nota, ya que lo que propone el film es una verdad tan verdadera que llega a doler en el alma. Y es que todas hemos sufrido alguna vez por esa desagradable terminación llamada “arrastrada” o quizás un poco más inocente: “ciega de amor”.

Muchas veces nos hemos contentado con el clásico ejemplo de la “excepción” ese caso de la pareja romántica que es digna de ser filmada o escrita en una novela rosa de Danielle Steel. Siempre está la clásica excusa para seguir martirizándote o peleando para estar con esa pareja “inalcanzable”: que está muy ocupado en el trabajo, que le gusta su independencia, es muy amistoso y por eso tiene tantas mujeres a su alrededor, prefirió ir sólo a la fiesta porque no le gusta invitar a salir, no me llama porque no tiene minutos etc…Pero la verdad es que son mínimas y escasas las veces en que un hombre interesado en una mujer no intente llamarla por teléfono o invitarla a salir, he ahí el elemento que falta y que debemos buscar en toda relación: la reciprocidad. El hecho de que una relación funciona con dos personas con mutuo interés, y no una en pos de la otra.

Lo que debiéramos pensar es absolutamente lo contrario, porque el amor es de a dos y por ende hay que partir por el elemento más cercano y conocido: una misma, ¿Estará él dispuesto a quererme… tal como soy? A veces esta obsesión por conquistarlo hace que nos olvidemos de lo más esencial ¿Y yo que? ¿Y si consigo que esté conmigo, cómo lo haré para que me quiera para siempre? ¿Estoy buscando “convencer” a alguien de que me quiera?

Las dejo con estas interrogantes que de seguro te ayudarán a aterrizar y plantear tu realidad actual. Bienvenidas serán las experiencias que han vivido cada una y cómo han llegado a darse cuenta que “esa persona” no era para ti.

Tags

Lo Último


Te recomendamos